Diciembre 22 (Nos vienen cosas buenas)

 

Dibujo Marisol-pag
Grafito sobre papel, pieza de Marisol Vázquez creada para dar ánimos a su hermana espiritual, luego de que ésta tuviera una recaída que la dejó en cama.

 

No te preocupes cómo vendrá lo bueno que ha sido planeado para ti. Vendrá. No te preocupes, ni te obsesiones, ni pienses que tienes que controlar, que tienes que salir de cacería a buscar lo, ni te confundas la mente tratando de averiguar cuándo y como te encontrarán esas cosas buenas. Te encontrarán. Sométete cada día a tu Poder Superior. Confía en tu Poder Superior.

Luego, quédate en paz. Confía en ti mismo y escúchate. Así es como vendrá a ti lo bueno que quieres.

Tu curación. Tu alegría. Tus relaciones. Tus soluciones. Ese trabajo. Ese cambio que deseas. Esa oportunidad. Vendrá a ti, de manera natural, con facilidad y de una multitud de formas.

Vendrá esa respuesta. Vendrá la dirección. El dinero. La idea. La energía. La creatividad. El camino se te abrirá. Confía en ello, pues ya ha sido planeado. Preocuparse de cómo vendrá es inútil, un desperdicio y una disipación de energía. Ya está ahora mismo. Está en su lugar.

¡Sólo que no puedes verlo! Serás atraído hacia ello, o ello será atraído hacia ti.

“Hoy me relajaré y confiaré en que lo bueno que necesito me encontrará. Ya sea por mis propios medios, o por medio de los demás, todo lo que quiero y necesito me vendrá cuando sea el momento.”

Diciembre 21 (Equilibrio)

observate
Esfuérzate por tener expectativas equilibradas de los demás. Esfuérzate por una sana tolerancia.
En el pasado, podremos haber tolerado demasiado o demasiado poco.
Podremos haber esperado demasiado o demasiado poco.
Podemos ir de tolerar abuso, maltrato y engaño a rehusarnos a tolerar conductas normales, humanas, imperfectas, por parte de lagente. Aunque es preferible no permanecer demasiadotiempo enninguno de los dos extremos, así es como cambia la
gente, gente deverdad que lucha imperfectamente por tener mejores vidas, mejores
relaciones y conductas de relación más efectivas.
Pero si estamos abiertos a nosotros mismos y al proceso de recuperación, en algún momento empezaremos otra transición: llega el tiempo de apartarnos de los extremos, hacia el equilibrio.
Podemos confiar en que nosotros mismos y el proceso de recuperación nos traerán al equilibrio en la tolerancia, en el dar, en comprensión y en las expectativas que tenemos, acerca de nosotrosmismos y de los demás.
Hoy, practicaré la aceptación conmigo mismo y con los demás por la forma como cambiamos. Si tuviera que ir al otro extremo de una conducta, lo aceptaría como apropiado, durante un tiempo. Pero haré que mi meta sea de una tolerancia y unas expectativas equilibradasen cuanto a mí mismo y a los demás.
.