Eres Adorable

PAG-ERESADORABLE.jpg

Hola querido hermano y querida hermana,

Si estás leyendo esto, te agradezco por estar aquí, por tomarte un tiempo entre todo lo que tenías que hacer, pues pausaste para leer esto. Antes que nada quiero decirte que eres tan amado y amada, y no tienes idea de lo mucho que iluminas el mundo con tu presencia, eres lo más maravilloso de tu mundo, y estoy aquí para limpiar tu espejo y mostrar la maravillosa criatura que eres. Eres adorable.

Yo también he estado en tus zapatos, créeme, en mi adolescencia sufría de depresión pero me hacía la fuerte delante de todos, pero cuando me encontraba sola me encontraba con la verdad, no era feliz, nada me alegraba, la adrenalina me ayudaba a respirar y sentirme viva, pero se iba rápidamente y me encontraba con mi dolor y desesperación.

Delante de mi familia yo actuaba muy bien, salía en las fotos sonriendo, me iba bien en la secundaria, tenía un grupo musical donde yo cantaba, había ganado premios, a ojos de todos, tenía una vida sensacional. Pero por dentro, yo sentía un vacío, me creía un fracaso.

Un día sintiendo completa desesperanza, pues muchas personas a quien amaba ya no estaban conmigo, mi abuelo materno con quien tenía una relación tan estrecha había fallecido, mis hermanos se iban a casar justamente en ese año, mi relación con mis padres estaba muy mal, mi hermano adoptivo estaba a punto de ser llevado por el Estado porque mis padres no aplicaban para ser sus padres y su madre biológica no lo quería, mi perrito había muerto, había terminado una relación demasiado desgastante, me sentía muy sola, cuando oraba, no escuchaba ni sentía a Dios. Mi vida no tenía sentido. Así que un día de cobardía y desesperación, me encerré en mi cuarto, y en secreto quise controlar el día en que este cuerpo dejaría de funcionar, así es.. Intenté suicidarme… pues ya ni sentía nada, ya ni podía llorar. Pero en ese momento en donde me quería asfixiar y ya todo se volvía negro, me di cuenta lo ridículo que era ese momento que ni siquiera podía sentir mi propia muerte, era estúpido llegar a ese punto. Así que me detuve, me solté en llanto y pedí a gritos una respuesta, que si realmente mi vida tenía un propósito que fuera muy obvio, yo no era feliz, mi vida estaba en ruinas, sentía que era un fracaso y tener una vida miserable no podía ser Voluntad de Dios. De muy niña era feliz con la simpleza, ¿en qué momento se volvió todo tan complicado e infeliz? Así que pedí ayuda a Dios diciendo: Quiero ver todo de otra manera, si estás ahí, muéstrame dónde estoy equivocada, muéstrame el camino, yo solo quiero ser feliz.

Y una presencia tan serena me rodeó, como si ángeles me abrazaban, y no fue porque lo había pedido y apareció Dios, sino porque pedí ayuda y me fue revelada la Verdad, la paz que siempre ha estado ahí disponible. Todo lo que veía era mi propio estado de ánimo.

Dios nos creó a imagen y semejanza, por lo tanto somos amor, somos luz, somos esenciales; pero ¿qué pasó?, yo creé a Dios a imagen y semejanza mía, yo era la que estaba enojada, huía del amor, yo era la triste, y para sentir que era cierto, yo proyecté eso sobre Dios, él siendo uno castigador, uno que te ignora… pero yo estaba escuchando al ego, a ese ser temeroso y que se cree diferente a los demás, ya sea superior o inferior, pero jamás completo ni agradecido.

Así que mi vida a partir de ahí comenzó a ser un experimento constante para encontrar la felicidad verdadera, si en ese momento me hubieran dado pasos específicos para salir hubiera avanzado más rápido, me hubiera ayudado bastante. Pero, todo es perfecto, pasó como tenía que pasar, y créeme, incluso poder escribir este artículo, me tomó unas semanas, pues cómo iba a poder compartirte una verdad que me iluminó y cambió mi vida por completo, cuando fue una decisión que pasó hace diez años. Así que el ego me jugó un juego, hace unas semanas pasé una depresión profunda, el que te pueda escribir hoy ¡es un milagro! Pues la inspiración no fluía, el ego otra vez me mentía diciendo que yo era una porquería y que yo no tengo nada de valor. Jajajaja, ¿puedes creer esa mentira? Como si había una conspiración para que yo no te pudiera compartir esta verdad.

Yo no entiendo por qué muchas veces si alguien viene (o el ego) te dice “eres lo peor, eres una porquería, no sirves para nada” muchas veces uno lo cree más que cuando alguien viene y te dice la verdad de lo que eres, “eres adorable, eres luz, tú vida hace mi mundo uno mejor, tú eres el amor, tú eres un milagro, eres perfecto, eres completo. Gracias por existir.”

Así que como tenemos tan mala memoria, sufrimos de memoria como en la película “Mis primeras 50 citas”, cuando amanece es como si olvidamos quién somos y si no tenemos cuidado podemos escuchar historias falsas acerca de nosotros mismos, así que necesitamos recordatorios constantes positivos, llenos de verdad, hasta que un día, se impregne tanto en el inconsciente que este te salvará a donde sea que vayas, y en su momento, estarás igual que yo en este momento, recordándole a alguien más lo maravillosos que son.

Tus pensamientos son muy poderosos, créeme, eres tan poderoso, como te encuentras hoy es porque creíste que eso eres, lo que te rodea refleja en lo que te has convertido. Cuando crees que eres el demonio, tu vida refleja el infierno, y cuando crees que eres un ángel, vives el cielo. ¿Qué quieres vivir? Tú mereces ser feliz, es lo mejor que existe, nadie se mete contigo cuando eres feliz, ¡créeme! Si quieres que la gente te deje en paz, sé primero feliz, jajaja.

Así que, sólo para que tengas una noción de lo que te hablo, ve este video, mira lo poderosa que es la mente, y las palabras que dices, esto influye increíblemente en tu vida y en tu entorno.

 

Si esto sucede con el agua, ¿qué podría hacernos a nosotros?

Así que te dejaré una maravillosa tarea:

Toma muchos post-its, o tarjetas pequeñas, y escríbele mensajes llenos de verdad, de la misma manera como cuando le escribes a alguien de quien estás enamorado, que sientes un amor profundo, te gusta tanto y quieres que esté contigo, así con ese corazón le escribirás al amor de tu vida, o sea a ti:

-Eres adorable.

-Gracias por existir.

-Te amo.

-Eres valioso.

-Eres hermoso.

-Eres perfecto tal como eres.

-Tú haces de mi mundo uno mejor.

-Dios te ama, te escucha siempre y está contigo siempre.

-No temas, estoy contigo.

-Tu sonrisa ilumina el mundo.

-Tu alegría hace que un niño que no tenía qué comer, sea reconfortado, cuidado y alimentado.

-Tu alegría trae salvación a este mundo.

Déjalos en todos los lados que puedas, si te da pena, pues ponlo en donde sólo tú lo puedas ver. Más adelante, verás el poder curativo de estas afirmaciones que los querrás dejar en todos lados, porque tu vida tiene sentido y con solo respirar tú, traes esperanza a la humanidad. Créeme, eres valioso y esencial. Estas afirmaciones las tienes que leer siempre, hasta que tú sientas que ese bienestar y paz en tu ser, y ya no necesites recordarlo, pues sabes que ya eres lo que lees. Y cuando llegue ese momento, compártelo.

¡Ah! Y otra cosa, una muy importante.

Estando solo, el proceso de despertar es más largo, así que, acércate con alguien que te inspire confianza, con alguien con quien te sientas amado, acércate y cuéntale cómo te sientes, créeme, recibirás justo lo que necesitas. Te lo prometo. Un abrazo, unas palabras de aliento, una mirada de amor, comprensión, etc. Todo lo que necesitas se te será dado.

Te mando todo mi amor, y te agradezco haber leído esto. Estoy contigo.

Wendy López Lorenzana

Nota: Recuerda querido, querida, que no estás solo/a, si lo requieres por favor, escríbenos, no tienes que hacerlo solo/a.