Junio 4

PAG-sabiduria-1

Todos los instrumentos de Al-Anon que he aprendido a usar me han señalado el camino de la sabiduría. Para mí, la sabiduría significa saber cuándo detenerme escucharme a mí misma y a mi Poder Superior en el lugar de apresurarme a tomar una decisión o pasar al acto. Antes pensaba que siempre tenía que hacer algo y que la espera era una pérdida de tiempo. Ahora sé que Dios me habla mientras espero.

La sabiduría significa ser paciente conmigo misma con los demás. Antes, yo me cortaba por todo, pero ahora puedo practicar el lema “Piensa”. Tal vez no tenga que sentirme responsable de una situación dada. Tal vez la otra persona tampoco necesite ser responsable de la misma. Tal vez todos estamos haciendo lo posible con lo que sabemos este momento.

La sabiduría significa saber que no puedo vivir de forma aislada. Necesito al prójimo. Necesito el amor de otros seres humanos que cometen errores, que comprenden mi humanidad y aún me aman. También necesito el amor y la guía del Dios que me creó, que siempre está a mi lado y que me responde cuando lo llamo.

La sabiduría significa aprender a desenterrar los diamantes que se ocultan en mis problemas. Antes derrochaba un tiempo valioso con mis depresiones debido a que me encontraba sola y sin amor. Estaba ciega ante todo lo hermoso que me rodeaba y no agradecía las bendiciones que recibía. Ahora cuando la vida me trae piedras, utilizo los instrumentos del programa para pulirlas y convertirlas en gemas valiosas.

Pensamiento del día

La sabiduría es el fruto de la aplicación del programa Al-Anon .

“Cuando pedimos sabiduría, le pedimos a Dios que comparta conocimientos especiales con nosotros.”

                                                                                Courage to Be Me. Pág. 166

 

 

Junio 3

PAG-papas

La ira que había reprimido por haber vivido muchos años en una familia muy afectada por el alcoholismo llegó a su punto culminante durante una pelea que tuve con mis padres. Me marché de casa en un ataque de rabia y rehusé todo contacto con ellos. Cuando entré a mi primera reunión de Al-Anon, dos años más tarde, todavía no les hablaba.

En Al-Anon recibí las cosas que tanto necesité de mamá y papá. Los aportes de otros miembros, los Doce Pasos y las Doce Tradiciones, la Literatura Aprobada por la Conferencia, el amor que fluye de mi Poder Superior a través de mi Madrina. Todo esto me dio la sabiduría, la formación, la disciplina, la aceptación, el aliento y el apoyo que mis padres no me pudieron dar.

Recibir la formación que necesitaba me ha dado libertad para ver a mis padres de forma distinta. Ahora poder reconocer que son dos seres humanos que crecieron también con la falta de sano juicio que causa el alcoholismo activo.

Doy gracias porque al percibir los patrones del comportamiento de la enfermedad en mis padres, tengo la oportunidad de evitar sus errores. Mis padres me han evitado mucho dolor con su ejemplo. Sufrieron este dolor porque no contaban con el don de Al-Anon. Ahora soy un ser suficientemente independiente, pleno y completo para ofrecerles el amor que una vez anhelé de ellos. No siempre lo aceptan pero no cabe duda de que tenerlo para ofrecerlo me hace sentir bien.

 Pensamiento del día

Poder superior, por favor, llévame aquellos que pueden darme lo que necesito y otórgame la compasión para amar aquellos que no pueden.

”Ningún conocimiento puede superar a la experiencia.”

                                                                        Alcoholismo, contagio familiar, Pág. 22