Junio 12 Espontaneidad y diversión

PAG-Monjasdivertidas.jpg

Practica ser espontáneo. Practica divertirte.
La alegría de la recuperación es que finalmente llegamos a experimentar. Llegamos a aprender conductas nuevas y no tenemos que hacerlas perfectamente. Únicamente necesitamos encontrar una forma que nos funcione. Incluso nos divertimos experimentando, aprendiendo y haciendo lo que nos gusta.
Muchos de nosotros hemos caído en una rutina con rigidez, martirio y privación. Una de las experiencias “normales” de la que muchos de nosotros hemos sido privados es la de divertirnos.
Otra es la de ser espontáneos. Podemos no tener ni la más nebulosa noción acerca de lo
que nos gustaría hacer para divertirnos. Y podemos contenernos tanto que no nos permitamos probar algo divertido, de todas maneras.
Podemos dejarnos ir un poco de vez en cuando. Podemos aflojar un poco. No tenemos por qué ser tan tiesos y rígidos, estar tan asustados de ser como somos. Corre algunos riesgos.
Prueba nuevas actividades. ¿Qué nos gustaría hacer? ¿Qué disfrutaríamos hacer? Luego, corre otro riesgo. Escoge una película que quisieras ver; llama a un amigo o amiga e invítalo a acompañarte.
Si esa persona dice no, prueba con alguien más o inténtalo en otra ocasión.
Decídete a probar algo y luego llévalo a cabo. Ve una vez. Ve dos veces. Practica divertirte hasta que lo divertido se vuelva diversión.
“Hoy haré algo sólo para divertirme. Practicaré el divertirme hasta que realmente lo disfrute.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s