Julio 3

PAG-trabajadores-mexicanos.jpg

Para gozar de salud debo asistir a reuniones saludables. En mi primera reunión los miembros se concentraron en los problemas en lugar de buscar las soluciones propuestas por Al-Anon.

Al principio, me sentí tentada hacerlo yo también. Después de todo, nadie en casa media escuchado de verdad. ¿No tenía derecho acaso a un poco de compasión debido a todo lo que había sufrido?

Todos necesitamos compartir algunos de nuestros problemas de vez en cuando. Sin embargo, pronto me di cuenta de que extenderse sobre los mismos semana tras semana, sin ningún avance hacia la recuperación, no me ayudaba. Sólo después de asistir a reuniones que me alientan y en las que se buscan soluciones mediante el uso de los Pasos, las Tradiciones, los Conceptos de Servicio y la Literatura Aprobada por la Conferencia. Empecé a recuperarme de los efectos de haber crecido en un hogar alcohólico. Estas reuniones, junto con las labores de servicio y ayuda de una Madrina con un buen conocimiento del programa, me ayudaron a asumir la responsabilidad por mis decisiones.

En poco tiempo descubrí que aceptar la responsabilidad en Al-Anon significa también permitir que las reuniones saludables empiecen por mí. Al recordar, veo que mi progreso en cuanto a la responsabilidad podía haber comenzado hablando sobre mis preocupaciones en la primera reunión. No me castigo, hago lo posible por no haber tenido ese conocimiento entonces. En cambio, hago lo posible por compartir lo positivo y no lo negativo. Me oriento por las Tradiciones y aliento a los demás hacer lo mismo y a compartir, incluyo los Pasos y la LAC. También apoyo a los demás realizando labores de servicio en distintos niveles. En Al-Anon, verdaderamente recibo nuevamente todo lo que doy.

Pensamiento del día

Lo que recibo y lo que doy en las reuniones puede cambiar la manera en que hoy vivo mi vida.

”Si una sesión no anda bien, lo digo claramente y trato de poner de mi parte para que se encarrile.”

                                                                      Alteen, un día la vez, Pág. 208

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s