Agosto 2

PAG-arboleda2

Hubo una época en que podía permanecer despierto toda la noche y dormir todo el día. Ahora casi siempre me quedo dormido antes de la medianoche, y casi nunca duermo hasta el amanecer sin que me despierte en la madrugada un ataque imprevisto de inquietud.

No sabía qué hacer con este tiempo pero, por sugerencia de otro miembro de Al-Anon, utilizo ahora este inesperado tiempo libre para orar. Creo que es una buena idea orar en la cama o en cualquier otro lugar, y orar con o sin serenidad. En realidad cuando estoy enfadado, confundido, disgustado preocupado, es muy probable que tenga la energía para orar tarde en la noche o temprano en la mañana.

Sin ceremonias o rituales complejos, hago todo lo posible para abrir mi corazón a Dios. Si me duermo antes de terminar, sé que Dios puede aceptar hasta una plegaria incompleta.

Pensamiento del día

Ser creativo a la hora de orar es una buena idea: hacerlo a distintas horas, en lugares distintos, con palabras distintas y hasta sin palabras.

”En Al-Anon aprendí que Dios me encuentra dónde quiera que yo esté.”

                                                                     As We Understood…, Página 196

Agosto 2 (Estar en medio)

PAG-arboleda

A veces, para ir desde donde estamos hasta donde estamos yendo, tenemos que estar dispuestos a estar a la mitad.
Una de las partes más duras de la recuperación es el concepto de dejar ir lo que es viejo y familiar, pero que no queremos, y estar dispuestos a quedarnos con las manos vacías mientras esperamos a que Dios las llene.
Esto se puede aplicar a los sentimientos. Podemos haber estado llenos de ira y de dolor. En cierta forma, estos sentimientos se han vuelto confortablemente familiares. Cuando por fin encaramos nuestra pena y nos despojamos de ella, podemos sentirnos vacíos un tiempo.
Estamos en medio del dolor y de la alegría de la serenidad y de la aceptación.
Estar en medio se puede aplicar a las relaciones. Para prepararnos para las nuevas, primero necesitamos dejar ir las viejas. Esto puede ser atemorizante. Podemos sentirnos vacíos y perdidos durante un tiempo. Podemos sentirnos completamente solos, preguntándonos en qué estamos mal por haber dejado ir el proverbial pájaro en mano, cuando aún no hay nada en el arbusto. Estar en medio se puede aplicar a muchas áreas de la vida y de la recuperación. Podemos estar entre dos empleos, carreras, hogares o metas. Podemos estar entre dos conductas mientras dejamos ir las viejas y aun no estamos seguros con qué las remplazaremos. Eso se pude aplicar a conductas que nos han protegido y nos han servido bien toda nuestra vida, tales como cuidar excesivamente a los demás o ser controladores.
Podemos experimentar muchos sentimientos cuando estamos en medio: brotes de pena por lo que hemos perdido o hemos dejado ir, y sentimientos de ansiedad, miedo y aprensión acerca de lo que viene.
Estos son sentimientos normales cuando se está en medio. Acéptalos. Siéntelos. Libéralos.
Estar en medio no es divertido, pero es necesario.
No durará para siempre. Podemos sentirnos como si estuviéramos parados, quietos, pero no es así. Estamos parados en un lugar que ésta en medio. Así es como llegamos desde aquí hasta allá. Este estado no es el destino final.
Estamos yendo hacia delante, aunque ahora estemos en medio.
“Hoy aceptaré el sitio en donde estoy como el lugar ideal para mí. Si estoy en medio luchare por tener la fe en que este lugar no carece de un propósito y de que me está llevando hacia algo bueno.”

Gracias por visitarnos @México, @Argentina, @Brasil, @Georgia, @Laos, @India, @Australia, @EUA y @Sudáfrica, aquí un poco de música para disfrutar juntos!

 

Gracias por visitarnos @Georgia

 

Gracias por visitarnos @Laos

 

Gracias por visitarnos @India

 

Gracias por visitarnos @Australia

 

Gracias por visitarnos @Brasil

 

Gracias por visitarnos @Canadá

 

Gracias por visitarnos @Argentina

 

Gracias por visitarnos @EUA

 

Gracias por visitarnos @Sudáfrica

 

Gracias por visitarnos @México

Cada segundo sin tu piel Me va secando la voz. Te extraño Padrino

 

Agosto 1

PAG-arbolitos

Crecí en un lugar afectado por el alcoholismo. Mis padres discutían mucho y me decían que no hablara. Yo no tenía ni voz ni voto en ningún asunto. A menudo me sentía asustada y me convertí en una niña silenciosa y aislada que no respondía cuando algún pariente o amigo me hacía una pregunta.

Es por ello cuando vine al programa de Al-Anon por primera vez me resultaba difícil compartir mis experiencias abiertamente. No obstante, a medida que pasaba el tiempo y continuaba asistiendo a las reuniones, empecé a expresarme libremente. Escuchar a los demás miembros me dio valor para expresarme cada vez más. Me sentía bien sabiendo que revelar mis sentimientos y pensamientos en las reuniones no constituía ningún problema.

Ahora comparto frecuentemente con los demás. Mi espíritu se libera cada vez que corro el riesgo de expresarme ante la gente que comprende lo que siento y pienso. Hace varios años uno de mis apadrinados compartió una frase que evidencia mi progreso al respecto: “!Ahora sí puedes hablar!”

Pensamiento del día

Compartir es la puerta que nos permite descubrir y transmitir nuestros dones especiales. A cambio, adquirimos autoestima y una mejor idea de quienes somos realmente.

”Me gustaría agradecerte por escucharme…Si no fuera por ti, probablemente aún escondería mis sentimientos y nunca hubiese ido en pos de mis sueños.”

                                                                                          Courage to Be Me, Pág. 53

 

Agosto 1 (Gratitud)

PAG-bonsai

Aprendemos la mágica lección de que aprovechar lo que tenemos lo convierte en más grande.
Más allá de la codependencia
No digas gracias hasta que lo sientas.
Dale gracias a Dios, a la vida y al universo por todas las personas y las cosas que te han sido enviadas.
La gratitud nos abre a la plenitud de la vida. Convierte lo que tenemos en suficiente, y más. Convierte la negación en aceptación, el caos en orden, la confusión en claridad. Puede convertir una comida en un festín, una casa en un hogar, un extraño en un amigo.
Convertir los problemas en regalos, los fracasos en éxitos, lo inesperado en el momento preciso y los errores en sucesos importantes. Puede convertir una existencia en una vida verdadera, y situaciones sin conexión entre sí en importantes y benéficas lecciones. La gratitud le da sentido a nuestro pasado, nos trae paz para hoy y crea una visión del mañana.
La gratitud corrige las cosas.
La gratitud convierte la energía negativa en energía positiva. No hay situación o circunstancia tan pequeña o tan grande que no sea susceptible al poder de la gratitud. Podemos empezar por quiénes somos y por lo que tenemos hoy, aplicar gratitud y, luego, dejar que obre su magia.
No digas gracias hasta que lo sientas. Si lo dices durante el tiempo suficiente, llegarás a creerlo.
“Hoy haré brillar la luz transformadora de la gratitud en todas las circunstancias de mi vida.”