Agosto 3

PAG-masarbolitos

Siempre he querido que mi madre me acepte tal como soy. Sé que me ama pero parece decepcionarse por cosas sin importancia. En Al-Anon encontré la aceptación que tanto ansiaba. Comencé a creer realmente que soy digno de mucho amor y que aunque cometo errores, yo no soy un error. Aunque no haga las cosas de la misma manera que mi madre soy, a pesar de todo, una persona valiosa. Sin embargo, pronto me di cuenta de que deseaba obtener de mi madre la misma clase de aceptación que obtenía de los miembros del grupo.

Con la ayuda de algunos de mis amigos del grupo, descubrí que ¡tampoco acepto a mi madre tal como es! Quiero que ella adopte mi forma de pensar, que empiece a decir que no a la gente y que no se disguste por cuestiones sin importancia. En pocas palabras, quiero que ella piense como yo y el A-Anon me ha dado algunas palabras para describir tal actitud: mojigatería, arrogancia y control.

He comenzado a ocuparme en estos defectos de carácter practicando el lema “Vive y deja vivir.” Me esfuerzo por concentrarme en mí mismo y aplicar la Undécima Tradición que me anima a ejercer la atracción más que la promoción. Este cambio de actitudes ha tenido un gran impacto en nuestra relación. Como dejé de darle a mi madre recomendaciones sobre cómo mejorar su vida, sin que me las pida, ella ya no considera necesario intentar cambiar mi propia vida.

Pensamiento del día

Cuando señalo a alguien con el dedo, hay tres dedos señalándome a mí ¿Acaso quiere esto decir que por cada defecto que deseo corregir en los demás, podría haber tres de los míos que necesiten atención?

”A veces las cosas que nos preocupan más en otros son las mismas que nosotros hacemos sin darnos cuenta de ello.”

                     Cómo ayuda Al-Anon a familiares y amigos de alcohólicos, Pág. 72

 

Gracias por sus visitas @España, @México, @Ucrania, @Rusia, @Australia, @Bangladesh, @EUA, @monchoguevara

Gracias @España y aunque no sea 20 de Abril…

 

Gracias @Bangladesh

 

Gracias @Rusia

 

Gracias @Ucrania

 

Gracias @México, gracias @Gabo Fajardo por tu colaboración con el sitio libredenuevo y x estar en éste concierto que ha sido la vida siempre conmigo, y en el de los Caifos en CU´90 TAT

CU1990
Por ahí debemos andar 😛

 

 

Gracias @Australia

Thundeeeeeeer

 

Gracias @EUA

Agosto 31 (Un programa único)

PAG-lobomex

Alcohólicos Anónimos nunca tendrá una clase profesional. Hemos logrado entender el muy antiguo dicho, “Puesto que tan libremente se nos ha dado, libremente debemos dar”. Hemos descubierto que en lo que atañe al profesionalismo, el dinero y la espiritualidad no se mezclan.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 175
Yo creo que Alcohólicos Anónimos se distingue en el tratamiento del alcoholismo porque está basado solamente en el principio de un alcohólico que comparte con otro alcohólico. Esto es lo que hace único al programa.
Cuando yo decidí que quería mantenerme sobria, llamé a una mujer que sabía era miembro de Alcohólicos Anónimos, y ella me trajo el mensaje de A.A. No recibió ninguna compensación monetaria, sino que su recompensa fue mantenerse sobria un día más. Hoy yo no podría pedir ningún pago que no fuera otro día libre del alcohol; así es que, a este respecto, se me paga generosamente por mi trabajo.

Soy hija adulta de padres alcohólicos. Antes de llegar a Al-Anon no tenía sueños ni esperanzas. Veía mi vida a través del alcoholismo de mi marido. Había oído hablar de Al-Anon pero no me imaginaba cómo podía ayudarme. Mientras mi marido siguiera bebiendo y no tuviera la intención de detenerse, ¿cómo podría haber una mejoría en mi vida asistiendo a reuniones y concentrándome en mí misma? Mi vida era como un torbellino enloquecido al que nada podía detener.

Decidí ir a una reunión y hacer lo que me sugirieran. “No tenía nada que perder, me dije. Asistí a las reuniones con regularidad, con o sin ganas. Le pedí a alguien que fuera mi Madrina y empecé a aplicar los lemas y los pasos en mi vida. Cuando todavía no creía que Al-Anon pudiera ayudarme de manera significativa, mi Madrina sugirió: “Tú tal vez podrías tratar de creer que yo sí creo.” Decidí apoyarme en la fe de mi Madrina en el programa, hasta que yo pudiera tener un poco de la mía.

Después de unos meses, pude llamar a mi Madrina y decirle que yo no necesitaba depender exclusivamente de su fe, porque ahora tenía la mía propia. Después de darle al programa una oportunidad real y justa aplicándolo a mi vida, había reunido una colección impresionante de mis propios milagros y despertares espirituales. Esto se produjo viviendo un día la vez, practicando la fe y aplicando nuestros Pasos, que son simples y al mismo tiempo difíciles. Hoy, doy gracias por estar viva, fortalecida por mi fe creciente en mi Poder Superior, en el programa de Al-Anon y en mí misma.

Pensamiento del día

Sin Al-Anon, estaría en un callejón sin salida. El lugar de ello, mi sendero está lleno de confianza en los dones de la recuperación.

”…he llegado a ser un creyente y a diario agradezco a mi Poder Superior y solicito su ayuda.”

                                                              The Forum, mayo de 1998, Pág. 24

Agosto 30 (El único requisito)

PAG-ajolotito

En una ocasión . . . cada grupo de A.A. tenía infinidad de requisitos de afiliación. Todos estaban aterrados de pensar que algo o alguien pudiera hacer zozobrar la embarcación . . . La lista total resultó larguísima. Si todas las reglas se hubiesen hecho obedecer en todas partes, nadie hubiera podido ser miembro de A.A. . . .
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 147-148
Yo estoy agradecido de que la Tercera Tradición solamente requiere que tenga el deseo de dejar de beber. Por años había estado rompiendo promesas. En la Comunidad no tenía que hacer promesas, no tenía que concentrarme. Solamente tenía que asistir a una reunión, en una condición nublada, para saber que estaba en casa . No tuve que jurar amor eterno. Aquí, gente desconocida me abrazó. “Todo mejorará”, decían, y, “tú puedes lograrlo un día a la vez”. Ellos dejaron de ser desconocidos para convertirse en amigos cariñosos.
Le pido a Dios que me ayude a llegar a la gente que desea sobriedad y que me mantenga agradecido.

Agosto 29 (Escojo el anonimato)

PAG-perrito-de-la-pradera-1

Estamos convencidos de que la humildad, por medio del anonimato, es la mayor protección que siempre podrá tener Alcohólicos Anónimos.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 196
Ya que en A.A. no hay reglas, yo me sitúo donde más me conviene, así es que escojo el anonimato. Quiero que mi Dios me utilice a mí, humildemente, como uno de sus instrumentos en este programa. El sacrificio es el arte de dar de mí generosamente, permitiendo que la humildad reemplace a mi ego. Con sobriedad, yo reprimo el deseo de gritar al mundo, “yo soy miembro de A.A.” y experimento alegría y paz interior.
Permito que la gente vea los cambios en mí y espero que ellos me pregunten qué me sucedió. Pongo los principios de espiritualidad antes de juzgar, de buscar faltas y de criticar. Quiero amor y cariño en mi grupo para poder desarrollarme.

Agosto 28 (Aligerar la carga)

PAG-animalesmex8

El mostrarle a otros que sufren cómo se nos ayudó es precisamente lo que hace ahora que la vida nos parezca de tanto valor . . . el tenebroso pasado . . . [es la] clave de la vida y de la felicidad de otros.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 115
Desde que logré mi sobriedad, he sido curado de muchos dolores: traicionar a mi compañero, dejar a mi mejor amigo y echar a perder las esperanzas que mi madre tenía depositadas en mí. En cada caso, alguien del programa me habló de un problema similar y pude compartir lo que me sucedió a mí. Cuando conté mi historia, ambos nos levantamos con los corazones aligerados.

Antes de Al-Anon, tenía una falsa impresión de mi propio ser. Debido a sus enfermedades respectivas, mi padre era alcohólico y mi madre se había criado en un hogar alcohólico, apenas sabían quiénes eran ellos mismos. Ellos tampoco podían ayudarme.

Mientras crecía, parecía que mis padres ni siquiera me veían. Me sentía invisible y muda. No tenía idea de lo que me gustaba o no, mucho menos de lo que podía aceptar en una relación. Me sentía interiormente vacía. Cuando parecía que existía algo en mi interior, lo sentía como una experiencia ajena.

Al-Anon cambió todo eso. Escuché sugerencias como “Concéntrate en ti misma” y “Haz tu propio examen de conciencia en lugar del de otra persona.” Estas ideas me dejaban perpleja. ¿Quién era yo? No me conocía. La persona que yo conocía era esa adolescente que mi madre consideraba una carga. Mi padre me criticaba sin cesar. Todas esas cosas negativas no era lo único que podía haber en mí.

Al aplicar los Pasos, en especial los cuatro primeros, aprendí a conocerme. Con el Primer Paso me sentí como alguien que intentaba controlar el alcoholismo de forma nada saludable pero que no podía hacerlo; y pude darme cuenta de mi incapacidad.

En el Segundo Paso, tuve en cuenta la existencia y la posible ayuda de un Poder que no podía definir. Logré conocer a Dios según mi propio entendimiento, en mi caso particular, “Ella” en vez de “Él”. En el tercer paso experimenté el anhelo de confiar en ese Poder Superior a mí misma. Pude conocer a mi propio yo que se entregaba. Y en el Cuarto Paso experimenté la capacidad de definirme a mí misma en vez de permitirles a los demás que lo hicieran. Llegué a conocerme.

Pensamiento del día

En Al-Anon, puedo hacer sin peligro el trabajo de autodefinirme en lugar de permitirles a los demás que lo hagan.

”La verdad es que quizás somos mucho más valiosos y dignos de amor de lo que otra gente nos ha hecho creer.”

                                                                                        Courage to Be Me, Pág. 122

Agosto 27 (Centrar nuestros pensamientos)

PAG-guacamayaroja

Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, la dependencia de A.A. en un Poder Superior atravesó su primera gran prueba. Muchos miembros de A.A. entraron al servicio militar y fueron destinados a diferentes partes del mundo. ¿Serían capaces de aguantar la disciplina, sostenerse en el fragor de la batalla y soportar . . . ?.
COMO LO VE BILL, p. 200
Centraré mis pensamientos en un Poder Superior. Lo entregaré todo a ese poder dentro de mí. Seré un soldado de ese poder, sintiendo la fuerza del ejercito espiritual tal como existe hoy en mi vida. Permitiré que una ola de unión espiritual me conecte a este Poder Superior por medio de mi gratitud, obediencia y disciplina. Que yo permita que este poder me guíe con órdenes para el día. Que los pasos que dé hoy puedan fortalecer mis palabras y mis acciones, que yo sepa que el mensaje que llevo es mío para compartir, regalo generoso de ese poder superior a mí mismo.

Hubo una época en que me era difícil lograr el desprendimiento emocional. Cuando lo intentaba, concentraba toda mi atención en mí misma y me era muy difícil estar a solas conmigo misma. Empecé a comprender que mi habilidad para lograr el desprendimiento se basaba en mi capacidad para aceptar mis propios sentimientos, pensamientos y para sentirme cómoda con mi persona.

Al sentirme aceptada en Al-Anon creció mi autoaceptación, lo que me dio valor para practicar el desprendimiento emocional. Lo intenté con el bebedor activo. Cuando mi cónyuge se iba a beber después del trabajo y llegaba tarde para la cena, los niños y yo comíamos y nos íbamos a ver una película. No me quedaba casa esperándolo con ira y amargura.

Cuando alguien tenía algún problema en el trabajo, aprendí a compartir mi experiencia y luego a no preocuparme si la persona utilizaba o no mis ideas. No perdí mi centro de atención o la productividad asumiendo los problemas ajenos.

Luego comencé a desprenderme tanto de mi padre alcohólico como del sobrio. Cuando discutían, aprendí a decir: “Estoy segura de que encontrarán una buena solución”, y me marchaba de la habitación. Para aumentar mis opciones de poder valerme por mí misma, alquilaba un auto cuando los visitaba. Si uno de ellos intentaba hacerme entrar en una discusión, me subía al auto y conducía a algún lugar seguro hasta que me calmaba lo suficiente para regresar.

Ahora, con mucha práctica, encuentro que es cada vez más fácil lograr desprenderme. Cuanto más me desprendo, más tiempo tengo para conocer, aceptar y pasar tiempo con una persona realmente maravillosa: ¡yo misma!

Pensamiento del día

Desprenderme de los demás y conocerme a mí misma van juntos de la mano.

”Debido a que mi destino, mi propia vida, ya no estaba atado directamente al de ellos, pude aceptarlos como eran y escuchar sus ideas y preocupaciones sin tratar de dominarlos.”

                                                                                Valor para cambiar, Pág. 199

Agosto 26 (Reparemos daños)

PAG-conejo

ENTREGARLO
Aunque sabían que tenían que ayudar a otros alcohólicos para permanecer sobrios, este motivo se volvió secundario. Fue superado por la felicidad que encontraron en darse a otros.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 146
Para mí, estas palabras se refieren a una transferencia de poder, a través del cual, Dios, como yo lo concibo, entra en mi vida. Con la oración y la meditación, yo abro canales y luego establezco y mejoro mi contacto consciente con Dios. Entonces, por la acción recibo el poder que necesito para mantener mi sobriedad cada día. Manteniendo mi condición espiritual, dando a otros lo que tan gratuitamente se me ha dado a mí, se me
concede el indulto diario.

Agosto 25 (El don de vincularse)

PAG-perro

Líbrame de mi propio encadenamiento para que pueda cumplir mejor con Tu voluntad.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 59
Muchas veces en mi estado alcohólico bebía para establecer un vínculo con los demás, pero sólo logré establecer la esclavitud de la soledad alcohólica.
Por medio de la manera de vivir en A.A. yo he recibido el don de vincularme – con aquellos que estaban allí antes que yo, con aquellos que están ahora y con aquellos que aún están por venir. Estoy eternamente agradecido por este generoso don de Dios.

Agosto 24 (Un enigma que da resultados)

PAG-aguila

Puede ser posible encontrar explicaciones de experiencias espirituales similares a las nuestras, pero yo he tratado frecuentemente de explicar la mía propia y sólo ha sido posible narrar la historia de ella. Conozco la sensación que me dio y los resultados que me ha traído, pero me doy cuenta de que nunca podré entender completamente su más profundo cómo y por qué.
COMO LO VE BILL, p. 313
Yo tuve una profunda experiencia espiritual durante una reunión abierta de A.A., la cual me hizo decir abruptamente, “¡soy alcohólico!”. No he tomado un solo trago desde ese día. Yo podría decirles las palabras que oí justo antes de mi admisión y cómo me afectaban, pero el porqué sucedió esto, no lo se.
Creo que un poder superior a mí mismo me eligió para recuperarme, sin embargo no sé por qué. Trato de no preocuparme ni elucubrar sobre lo que todavía no sé; en cambio, confío en que si continúo practicando los Pasos y los principios de A.A. en mi vida, compartiendo mi experiencia, seré amorosamente guiado hacia una profunda y madura espiritualidad en la cual se me irá revelando más y más. Por el momento, es para mí un regalo confiar en Dios, practicar los Pasos y ayudar a otros.