Agosto 16 («Yo había desaparecido»)

PAG-insecto24

Podríamos enseguida preguntarnos a nosotros mismos lo que queremos significar cuando decimos que les hemos hecho «daño» a otras personas. ¿Qué clase de «daño» se hacen las personas unas a otras? Para definir la palabra «daño» en una forma práctica, podríamos llamarla el resultado de instintos en conflicto, que causan a la gente un perjuicio físico, mental, emocional o espiritual. DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 86

En las reuniones de Octavo Paso, yo siempre pensaba, «realmente no he hecho daño a mucha gente sino principalmente a mí mismo». Pero cuando escribí mi lista, no era tan corta como esperaba. Era que tú me gustabas, que no me gustabas o que necesitaba algo de ti – así de simple. La gente no había hecho lo que yo quería y mis relaciones íntimas estaban fuera de control debido a las exigencias irrazonables de mi pareja. ¿Eran estos pecados de omisión? Debido a mi forma de beber, yo «había desaparecido» – nunca envié tarjetas, nunca devolví llamadas, nunca me hice presente para otra gente ni tomé parte en sus vidas. Qué gracia ha sido echar una mirada a estas relaciones, hacer mis inventarios en quietud, sólo con el Dios de mi entendimiento y seguir adelante a diario, dispuesto a ser honesto y recto en mis relaciones.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s