Septiembre 20 (P.S como guía)

PAG-jaguarmas

Ocúpate, pues, de que tu relación con El ande bien y grandes acontecimientos te sucederán a ti y a infinidad de otros. Esta es para nosotros la Gran Realidad.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 151
Tener una relación buena con Dios me parecía ser imposible. Mi pasado caótico me había dejado lleno de culpabilidad y remordimiento y yo me preguntaba cómo podría funcionar este “asunto de Dios”. A.A. me dijo que yo debía poner mi vida y mi voluntad al cuidado de Dios, como yo lo concibiera.
Sin tener otro lugar donde acudir, me puse de rodillas y exclamé, “¡Dios, yo no puedo hacerlo, por favor ayúdame!”. cuando admití mi impotencia, un rayito de luz empezó a llegar a mi alma, y luego emergió mi disposición a dejar que Dios controlase mi vda. Con El como guía, grandes acontecimientos empezaron a suceder y encontré el comienzo de la sobriedad.

Septiembre 19 (Aceptación)

PAG-lobogris

Admitimos que no pudimos vencer al alcohol con los recursos que nos quedaban, así que
aceptamos además el hecho de que la dependencia de un Poder Superior (aunque fuese
únicamente nuestro grupo de A.A.) podía realizar este trabajo que nos era, hasta ese
entonces, imposible. En cuanto pudimos aceptar plenamente estos hechos, comenzó
nuestra liberación de la compulsión por el alcohol.
COMO LO VE BILL, p. 109

La libertad me llego solamente con la aceptación de que podía poner mi vida y mi voluntad al cuidado de mi Poder Superior, a quien yo llamo Dios. La serenidad se empezó a filtrar en el caos de mi vida cuando acepté que lo que me estaba sucediendo era la vida misma y que Dios me ayudaría en mis dificultades – así como en mucho más. Desde entonces El me ha ayudado en todas mis dificultades. Cuando acepto las situaciones como son, no como yo quiero que sean, entonces empiezo a crecer y a tener serenidad y tranquilidad de espíritu.

Septiembre 18 (Recuperado por el amor)

PAG-nutria

Toda nuestra atesorada filosofía de independencia tuvo que ser puesta a un lado. Esto no
fue hecho con nuestra bien conocida fuerza de voluntad; era más bien una cuestión de
desarrollar la disposición de aceptar estas nuevas realidades de la vida. Ni huimos ni
peleamos. Pero sí aceptamos. Y entonces fuimos libres.
* LO MEJOR DEL GRAPEVINE, Vol. I, p. 198

Yo puedo ser liberado de la esclavitud de mi viejo ego. Después de un tiempo reconozco y
creo en lo bueno dentro de mí. Veo que mi Poder Superior, que me envuelve, me ha hecho recuperar por su amor.  Mi Poder Superior se convierte en esa fuente de amor y fortaleza queestá haciendo un milagro continuo.

Estoy sobrio . . . y estoy agradecido.

Septiembre 17 (Liberación del temor)

PAG-condor

Cuando, con la ayuda de Dios, aceptamos tranquilamente nuestra suerte, vimos que
podíamos vivir en paz con nosotros mismos y enseñar a quienes todavía sufrían los mismos temores, que también ellos podrían superarlos. Vimos que la liberación del temor era más importante que la liberación de la necesidad.

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 128

Los valores materiales rigieron mi vida por muchos años durante mi alcoholismo activo.
Creía que todas mis posesiones me harían feliz; sin embargo, todavía me sentía en quiebra después de haberlas adquirido. Cuando llegué por primera vez a A.A. supe de una nueva manera de vivir. Como resultado de aprender a confiar en otros, empecé a crecer en un poder superior a mí mismo. Tener fe me liberó de la esclavitud de mi ego. Según las ganancias materiales eran reemplazadas por los dones del espíritu, mi vida se hizo manejable. Luego, elegí compartir mis experiencias con otros alcohólicos.

Septiembre 16 (Unidos venceremos o pereceremos)

PAG-coati

. . . ninguna otra asociación de hombres y mujeres ha tenido nunca una necesidad más
urgente de eficacia continua y unión permanente. Nosotros los alcohólicos vemos que
tenemos que trabajar juntos y conservarnos unidos o de lo contrario la mayoría de nosotros pereceremos.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 262

Así como los Doce Pasos están escritos en secuencia específica por una razón, también lo
están las Doce Tradiciones. El Primer Paso y la Primera Tradición intentan inculcar en mí la suficiente humildad como para darme una oportunidad de sobrevivir. Juntos son la base sobre la que los siguientes Pasos y Tradiciones se construyen. Es un proceso de desinflamiento del ego que me permite crecer, como individuo a través de los Pasos, y
como miembro contribuyente de un grupo a través de las Tradiciones. La total aceptación de la Primera Tradición me hace posible poner a un lado las ambiciones personales, los temores y la ira, cuando éstas están en conflicto con el bienestar común. Sin la Primera Tradición, yo tengo muy poca oportunidad de mantener la unidad requerida para trabajar eficazmente con otros y también corro el riesgo de perder las demás Tradiciones, la Comunidad y mi propia vida.

Septiembre 15 (Una vida nueva)

PAG-perritodepradera

Sí, hay un substituto y es mucho más que eso. Es la comunidad de Alcohólicos Anónimos… La vida tendrá al fin un significado.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 140

La vida es mejor sin alcohol. A.A. y la presencia de un Poder Superior me mantienen sobrio, pero la gracia de Dios hace aún mucho más; trae servicio a mi vida. El contacto con el programa de A.A. me da una nueva y más amplia comprensión de lo que es Alcohólicos Anónimos y de lo que hace pero lo más importante, contribuye a enseñarme quién soy yo: un alcohólico que necesita la constante experiencia del programa de Alcohólicos Anónimos para que pueda vivir una vida que es un don de mi Poder Superior.

Septiembre 14 (Tranquilidad del espíritu)

PAG-guacamayas

¿Ponemos el asunto delante de nuestro padrino o consejero espiritual, pidiendo
sinceramente la ayuda y la dirección de Dios, mientras nos decidimos a hacer la cosa como es debido cuando ésta se aclare, cueste lo que cueste?
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 92

Mi creencia en un Poder superior es una parte esencial de mi trabajo en el Paso Nueve;
perdón, momento oportuno y motivos correctos son los otros ingredientes. Mi disposición a practicar el Paso es una experiencia de crecimiento que me abre la puerta a relaciones nuevas y honestas con la gente que he ofendido. Mi acción responsable me acerca más a los principios espirituales del programa – amor y servicio. Tranquilidad del espíritu, serenidad y una fe más sólida, sin duda le seguirán.

Septiembre 12 (Yo Soy Responsable)

PAG-lobo.gris

Porque la buena disposición para aceptar todas las consecuencias de nuestros actos pasados, y para asumir al mismo tiempo la responsabilidad del bienestar de los demás, conforma el verdadero espíritu del Paso Nueve.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 92-93
En la recuperación y con la ayuda de Alcohólicos Anónimos, llego a reconocer que lo que yo temo es mi libertad. Viene de mi tendencia a rechazar tomar responsabilidad de nada: yo niego, ignoro, culpo, evito. Pero entonces, un día yo miro, admito y acepto. La libertad, el alivio y la recuperación que experimento están en eso, mirar, admitir y aceptar.
Aprendo a decir, “sí, yo soy responsable”. Cuando puedo decir estas palabras con honestidad y sinceridad, soy libre.

Septiembre 11 (Hacer enmiendas)

PAG-gatito2

Sobre todo, debemos intentar estar completamente seguros de que no lo estamos retrasando porque tenemos miedo.
— DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 85
El tener valor, el no tener miedo, son regalos de mi recuperación. Me hace posible pedir ayuda y seguir haciendo mis enmiendas con un sentido de dignidad y humildad. Para hacer enmiendas se requiere cierta cantidad de honestidad que creo que me falta; sin embargo, con la ayuda de Dios y la sabiduría de otros puedo buscar adentro y encontrar la fortaleza para actuar. Mis enmiendas pueden ser o no ser aceptadas, pero después de que están hechas puedo caminar con un sentimiento de libertad y saber que, por hoy, yo soy responsable.
Del libro Reflexiones diarias
Copyright © 1991 by Alcoholics Anonymous World Services, Inc.

GRACIAS COMPAÑEROS DE AA POR TODA LA AYUDA PRESTADA A ÉSTE SITIO

Septiembre 10 (¿Recuperación “por poder”?)

PAG-coyote2

. . . pero siempre se realizarán si trabajamos para obtenerlas.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 78
Yo algunas veces pienso: “Hacer estas reparaciones es ir demasiado lejos. Nadie debería tener que humillarse de esa manera”. Sin embargo, es esa misma humildad la que me acerca más a la luz del espíritu. A.A. es la única esperanza que tengo si he de seguir recuperándome y lograr una vida de felicidad, amistad y armonía.