Septiembre 29 (Exactamente iguales)

PAG-pajaritoraro.jpg

El contacto frecuente con recién llegados y entre unos y otros es el punto luminoso de nuestras vidas.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 83

Un hombre llegó borracho a una reunión, interrumpió a los participantes, se puso de pie y se quitó la camisa; tambaleante y bullicioso iba y venía por café, exigió que le dejaran hablar y finalmente insultó al secretario del grupo y se fue. A mí me agradó que estuviera allí – vi una vez más lo que había sido yo. Y vi también lo que todavía soy y lo que podría ser. No tengo que estar borracho para querer ser la excepción y el centro de atención.
Frecuentemente me he sentido abusado y he respondido alusivamente cuando
sencillamente se me estaba tratando como un ser humano común y corriente. cuanto más insistía aquel hombre que era diferente, más me daba cuenta de que él y yo éramos
exactamente iguales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s