Octubre 9 (Un axioma espiritual)

PAG-lobisanimados

Es un axioma espiritual que cada vez que estamos perturbados, no importa cuál sea la causa, hay algo mal en nosotros.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 97

Yo nunca entendí verdaderamente el axioma espiritual del Décimo Paso hasta que tuve la siguiente experiencia. Estaba yo sentado leyendo en mi cuarto, a altas horas de la noche, cuando de pronto oí ladrar a mis perros en el patio de atrás. Mis vecinos se disgustan con esta clase de perturbación, así es que, entre enojado y avergonzado, temiendo la desaprobación de mis vecinos, inmediatamente hice entrar a mis perros. Algunas semanas más tarde se repitió exactamente la misma situación, pero esta vez, debido a que estaba más en paz conmigo mismo, pude aceptar la situación – los perros tiene que ladrar – y calmadamente los hice entrar. Ambos incidentes me enseñaron que cuando una persona experimenta eventos casi idénticos y reacciona de dos maneras diferentes, no es el evento el que tiene la importancia principal, sino la condición espiritual de la persona. Los sentimientos vienen de adentro y no de circunstancias exteriores. Cuando mi condición espiritual es positiva, yo reacciono positivamente.

Octubre 8 (Inventario diario)

PAG-lobitaymami

. . . y cuando nos equivocábamos lo admitíamos inmediatamente.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 55

Yo estaba empezando a abordar mi nueva vida de sobriedad con un entusiasmo
desacostumbrado. Estaba cultivando nuevos amigos y algunas de mis amistades dañadas se habían comenzado a arreglar. La vida era emocionante e incluso había empezado a
disfrutar mi trabajo, y llegué a ser tan atrevido como para hacer un informe sobre la falta de cuidado apropiado con algunos de nuestros clientes. Un día, un compañero de trabajo me informó que mi jefe estaba verdaderamente disgustado debido a que una queja, sometida pasándole a él por alto, le había causado mucha molestia con sus superiores. Yo sabía que mi informe había creado el problema y empecé a sentirme responsable del problema de mi jefe. Al discutir el asunto, mi compañero trató de convencerme de que no era necesario disculparme, pero pronto empecé a convencerme de que tenía que hacer algo, fueran cuales fueran los resultados. Cuando me dirigí a mi jefe admitiendo mi parte en sus dificultades, él se sorprendió. Pero cosas inesperadas salieron a nuestro encuentro, y mi jefe y yo pudimos acordar una cooperación más directa y eficaz en el futuro.

Octubre 7 (Control diario)

PAG-lobaylobito

Continuamos haciendo nuestro inventario personal . . .
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 55

El axioma espiritual mencionado en el Décimo Paso – “cada vez que estamos perturbados, no importa cuál sea la causa, hay algo mal en nosotros” – me dice también que no hay excepciones. Por muy irrazonables que otros me parezcan, yo soy responsable de no reaccionar negativamente. Ocurra lo que ocurra a mi alrededor, yo siempre tengo la prerrogativa y la responsabilidad de decidir lo que ocurre dentro de mí. YO soy el creador de mi propia realidad.
Cuando hago mi inventario diario, sé que debo dejar de juzgar a otros. Si juzgo a otros,
probablemente estoy juzgándome a mí mismo. Quien más me fastidia, es mi mejor maestro.
Tengo mucho que aprender de él o de ella y, en mi corazón, yo debo agradecérselo.