Noviembre 11 (Aceptarse a si mismo)

PAG-ocelotewow

Sabemos que Dios nos cuida amorosamente. Sabemos que cuando nos volvamos a El, todo estará bien con nosotros, aquí y en el más allá.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 112

Rezo para estar siempre dispuesto a recordar que soy hijo de dios, una alma divina en forma humana, y que la tarea más básica y urgente de mi vida es aceptarme, conocerme, amarme y cultivarme a mí mismo. Según me acepte a mí mismo, acepto la voluntad de Dios. Según me conozca y me ame a mí mismo, conozco y amo a Dios. Según me cultive a mí mismo, actúo bajo la orientación de Dios.
Rezo para estar dispuesto a abandonar mi arrogante autocrítica, y alabar a Dios
humildemente aceptándome y cuidando de mí mismo.

Noviembre 10 (Una sensación de pertenecer)

PAG-ocelotenos

Tal vez una de las más grandes recompensas de la meditación y la oración es la sensación de pertenecer.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 111

¡Eso es lo que es – pertenecer! Después de una sesión de meditación supe que ese
sentimiento que estaba experimentando era una sensación de pertenecer, porque me sentía tan relajado. Me sentía más tranquilo en mi interior, más dispuesto a descartar pequeñas irritaciones. Apreciaba mi sentido del humor. Lo que también experimento en mi práctica diaria es el puro placer de pertenecer a la corriente creadora del mundo de Dios. Qué propicio es para nosotros que la oración y la meditación están inscritas en nuestra manera de vivir en A.A.

Noviembre 11 (Disciplina)

PAG-jaguarhermoso

Los niños necesitan disciplina para sentirse seguros; igual los adultos.
Disciplina significa comprender que hay consecuencias lógicas para nuestra conducta. Disciplina significa asumir la responsabilidad por nuestra conducta y las consecuencias. Disciplina significa aprender a esperar lo que queremos. Disciplina significa estar dispuestos a trabajar por lo que queremos. Disciplina significa aprender y practicar nuevas conductas.
Disciplina significa estar donde necesitamos estar, cuando necesitamos estar, a pesar de nuestros sentimientos.
Disciplina es el desempeño cotidiano de tareas, sean éstas conductas de recuperación o lavar los platos.
La disciplina implica confiar en que alcanzaremos nuestras metas aunque no podamos verlas.
La disciplina puede ser agotadora. Podemos sentirnos asustados, confundidos, inseguros. Más tarde, veremos el propósito. Pero esta claridad de visión generalmente no viene durante la época de disciplina. Podemos no creer incluso que estamos yendo adelante.
Pero estamos.
La tarea en épocas de disciplina es sencilla: escuchar, confiar y obedecer.
Poder Superior, ayúdame a aprender a someterme a la disciplina.
Ayúdame a estar agradecido porque Tú te preocupes por mí lo suficiente para permitir estas épocas de disciplina y de aprendizaje en mi vida. Ayúdame a saber que como resultado de la disciplina y del aprendizaje, algo importante se habrá resuelto en mi interior.

Noviembre 10 (Creencias acerca del dinero)

PAG-ajolotenose

Estaba empezando en un empleo nuevo dentro de una corporación. Yo era eficiente en mi actividad. El gerente de personal y yo estábamos hablando de los detalles de la contratación y él me preguntó cuánto creía que merecía ganar. Lo pensé y le dije que 400
dólares al mes.
Esto era en los años sesenta. No quería pedir demasiado, de modo que decidí pedir la mínima cantidad con la que pudiera vivir. Me contrató y me dio lo que le había pedido. Tiempo después, cuando dejé ese trabajo, el gerente de personal me dijo que había estado dispuesto a pagarme lo que yo hubiera querido. Si le hubiera pedido 600 o hasta 700 dólares mensuales, que era un sueldo magnifico en esa época, me los hubiera dado. Me había limitado a mí mismo por lo que creía que merecía.
Anónimo
¿Cuáles son nuestras creencias acerca del dinero?
¿Creemos que el dinero es malo o que está mal tenerlo? Ninguna de las dos cosas. Es un artículo en la tierra, una necesidad. Es lo que la gente necesita para pagar muchas de sus necesidades básicas, así como lujos y gustos; es una de las maneras como se le recompensaba por su trabajo. Sin embargo, amar el dinero puede ser tan contraproducente como amar cualquier otro artículo.
Nos podemos obsesionar con el dinero; lo podemos usar como un escape de las relaciones y de los sentimientos; lo podemos usar en forma compulsiva para ganar una sensación temporal de poder.
El dinero es simplemente dinero.
¿Creemos que hay escasez de dinero? Muchos de nosotros crecimos con un pensamiento de privación en lo concerniente al dinero: no hay suficiente. Nunca habrá suficiente. Si obtenemos un poco, podemos guardarlo y atesorarlo porque ya no hay más.
El dinero no está escaso. No tenemos por qué desperdiciar nuestra energía guardando resentimiento hacia aquellos que tienen suficiente. Hay mucho dinero aquí en la Tierra.
¿Cuánto creemos merecer? Muchos de nosotros nos estamos limitando a nosotros mismos por lo que creemos merecer.
El dinero no es malo. No hay escasez, excepto en nuestra mente y en nuestras actitudes. Y lo que creamos merecer, eso será lo que recibamos.
Podemos cambiar nuestras creencias por medio de afirmaciones, fijando metas, empezando por donde estamos y trabajando para llegar lentamente a donde queremos estar.
Hoy examinaré mis creencias acerca del dinero. Empezaré el proceso de dejar ir cualquier creencia autoderrotista que pueda estar limitando u obstaculizando la parte económica de mi vida.