Noviembre 17 (Superar la Soledad)

PAG-iguana

Casi sin excepción, los alcohólicos hemos sido torturados por la soledad. Aun antes de que nuestra forma de beber empeorara y la gente empezara a alejarse de nuestro lado, casi todos nosotros sufrimos la sensación de que no podíamos pertenecer. COMO LO VE BILL, p. 90

Las agonías y el vacío que a menudo sentía dentro de mí, hoy son cada vez menos
frecuentes en mi vida. He aprendido a lidiar con la soledad. solamente cuando estoy solo y tranquilo, puedo comunicarme con dios, porque El no puede alcanzarme cuando estoy
agitado. Es bueno mantener contacto con Dios en todo momento, pero es absolutamente
esencial que, cuando todo parece ir mal, yo mantenga ese contacto por medio de la oración y la meditación.

Noviembre 16 (Una suspensión diaria)

PAG-ajoloterosagordo

Lo que en realidad tenemos es una suspensión diaria de nuestra sentencia, que depende del mantenimiento de nuestra condición espiritual.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 79

Mantener mi buena forma espiritual es como hacer ejercicio todos los días, entrenarme para el maratón, nadar, correr. Es mantenerse en buen estado espiritualmente, y esto requiere la oración y la meditación. La manera más importante de mejorar mi contacto consciente con un Poder Superior es orar y meditar. Yo soy tan impotente ante el alcohol como lo soy para hacer retroceder las olas del mar; ninguna fuerza humana tiene el poder para superar mi alcoholismo. Ahora puedo respirar el aire de alegría, de la felicidad y de la sabiduría. Tengo la capacidad para amar y reaccionar ante los eventos a mi alrededor con los ojos de una fe en cosas que no son aparentes. Mi suspensión diaria significa que, por difíciles o dolorosas que parezcan las cosas hoy, puedo recurrir al poder del programa para mantenerme liberado de mi enfermedad astuta, desconcertante y poderosa.

Noviembre 15 (Sustento Vital)

PAG-ajolotegord

Aquellos de nosotros que hemos llegado a utilizar regularmente la oración no podríamos prescindir de ella, así como no rechazaríamos el aire, el alimento, o la luz del sol. Y por la misma razón. Cuando rechazamos el aire, o la luz, o el alimento, el cuerpo sufre. Y cuando nos alejamos de la meditación y la oración, del mismo modo privamos a nuestras mentes, emociones e intuiciones de un apoyo fundamental y necesario.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 104

El Paso Once no tiene que abrumarme. El contacto consciente con Dios puede ser tan
sencillo y tan profundo como el contacto consciente con otro ser humano. Puedo sonreír.
Puedo escuchar. Puedo perdonar. Cada encuentro con otro ser humano es una oportunidad para orar, para reconocer la presencia de Dios dentro de mi ser.
Hoy puedo acercarme un poco más a mi Poder Superior. Cuanto más elija buscar en otra
gente la belleza de las obras de Dios, más seguro estaré de Su presencia.

Noviembre 14 (Intuición e inspiración)

PAGajolotebull

. . . le pedimos Dios inspiración una idea intuitiva o una decisión. Procuramos estar tranquilos y tomamos las cosas con calma, no batallamos.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 81

Yo invierto mi tiempo en lo que verdaderamente amo. El Paso Once es una disciplina que
me permite estar unido con mi Poder Superior, recordándome que, con la ayuda de Dios, la intuición y la inspiración son posibles. La práctica de este Paso conduce al amor propio. Un esfuerzo constante para mejorar mi contacto consciente con un Poder Superior, sutilmente me recuerda mi pasado enfermizo, con sus moldes de pensamientos grandiosos y de falsos sentimientos de omnipotencia. Pedir la fortaleza para cumplir con la voluntad de Dios para conmigo, me hace darme cuenta de mi impotencia. La humildad y el amor propio sano son compatibles, un resultado directo de la práctica del Paso Once.

Noviembre 17 (Pena y acción)

PAG-ajolotecaf

Confía en Dios y haz algo.
Mary Lyon
Es importante que nos permitamos experimentar la pena como un pasaje entre el ayer y el mañana. Pero no tenemos por qué dejarnos controlar indebidamente por nuestra pena o nuestro dolor.
Hay épocas en las que hemos experimentado pena, en que nos hemos sometido a la pesadez, al cansancio y a lo fastidioso de una circunstancia por un tiempo suficiente. Ya es tiempo de romper con eso. Ya es tiempo de emprender una acción.
Nosotros sabremos cuando sea tiempo de romper con la rutina de experimentar la pena. Habrá señales dentro de nosotros y a nuestro alrededor. Nos cansaremos de la pesadez. Se nos ocurrirá una idea; se nos presentará una oportunidad. Podremos pensar: no. Es demasiado esfuerzo… Hazlo de todos modos. Prueba algo. Busca algo. Estírate.
Haz algo desusado, algo diferente, algo especial.
Una nueva actividad puede ayudar a disparar el proceso de transformación. ¡Quédate despierto dos horas más de lo acostumbrado!
Haz una cita para hacer algo por ti mismo que sea diferente a lo que normalmente haces. Visita a alguien que no hayas visto desde hace años. Haz algo que aliente y ayude a la nueva energía a que venga hacia ti.
Podemos no sentir ganas de romper con la pena. Podrá parecernos más seguro, más fácil, permanecer en nuestro capullo. Empieza a tratar de romperlo de todas maneras.
Prueba las paredes de tu capullo. Empújalas. Empújalas un poco más. Puede ser tiempo ya de salir.
Hoy confiaré en Dios y en mi proceso, pero también tomaré acción para ayudarme a sentirme mejor.

Noviembre 16 (La trampa de la víctima)

PAG-reptil

La creencia de que la vida tiene que ser dura y difícil es la creencia de un mártir.
Nosotros podemos cambiar nuestras creencias negativas acerca de la vida y acerca de que podemos tener la fuerza para detener nuestro dolor y cuidar de nosotros mismos.
No somos impotentes. Podemos resolver nuestros problemas. Tenemos poder, no para cambiar o controlar a los demás, sino para solucionar los problemas que nos toca resolver.
Utilizar cada problema que nos viene para “probar” que la vida es dura y que somos impotentes, esto es codependencia.
Es la trampa de la víctima.
La vida no tiene que ser difícil. De hecho, puede ser suave. La vida es buena. No tenemos que “horrorizarla” ni horrorizarnos nosotros mismos. No tenemos que vivir en el sótano.
Tenemos poder, más poder del que sabemos, incluso en los tiempos difíciles. Y las épocas difíciles no prueban que la vida es mala; son parte de los altibajos de la vida; a menudo se resuelven para bien.
Podemos cambiar nuestra actitud; podemos cambiar nosotros mismos; a veces podemos cambiar nuestras circunstancias.
La vida es desafiante. Algunas veces hay más dolor del que pensábamos; otras, más alegría de la que imaginábamos.
Todo es parte del paquete, y el paquete es bueno.
No somos victimas de la vida. Podemos aprender a dejar de ser víctimas de la vida. Al dejar ir nuestra creencia de que la vida tienen que ser dura y difícil, hacemos nuestra vida más fácil.
Hoy, Dios mío, ayúdame a dejar ir mi creencia de que la vida es tan difícil, tan espantosa o tan difícil. Ayúdame a reemplazar esa creencia con un punto de vista más sano, más realista.

 

Noviembre 15 (Beneficios de la recuperación)

PAG-osi

Hay dos tipos de beneficios de la recuperación; ganancias a corto y a largo plazo.
Las ganancias a corto plazo son las cosas que podemos hacer hoy que nos ayudan a sentirnos bien inmediatamente.
Podemos levantarnos por la mañana, leer unos cuantos minutos nuestro libro de meditaciones y sentir que nos levanta el ánimo. Podemos trabajar un Paso y percatarnos de inmediato del cambio que experimentamos en cuanto a cómo nos sentimos y funcionamos. Podemos asistir a una reunión y sentirnos refrescados, hablar con un amigo y sentirnos consolados o practicar una nueva conducta de recuperación, tal como lidiar con nuestros sentimientos o hacer algo bueno por nosotros mismos y sentirnos aliviados.
Sin embargo, hay otros beneficios de la recuperación que no vemos inmediatamente de un día para otro o incluso en varios meses. Esas son las ganancias a largo plazo, el proceso más grande que hacemos en nuestra vida.
Con el paso de los años podemos ver magníficas recompensas. Podremos ver cómo hemos crecido en la fe hasta que tengamos una relación personal cotidiana con un Poder Superior que es tan real para nosotros como la relación con el mejor amigo o amiga.
Podemos ver cómo nos hacemos más bellos a medida que nos deshacemos de la vergüenza, de la culpa, de los resentimientos, del odio a nosotros mismos y de otras características negativas de nuestro pasado.
Podemos ver cómo se mejora la calidad de nuestras relaciones con la familia, los amigos y los cónyuges. Descubrimos que nuestra capacidad para la intimidad y la cercanía, para dar y recibir, va creciendo constante y gradualmente.
Podemos vernos crecer en nuestras carreras, en nuestra capacidad para ser gente creativa, poderosa, productiva, usando nuestros dones y talentos de una manera que nos hace sentir bien y benefician a los demás.
Descubrimos la alegría y la belleza en nosotros mismos, en los demás y en la vida.
El progreso a largo plazo es constante, pero a veces lento, dándose en incrementos y a menudo con muchos pasos para adelante y para atrás. La practica constante de conducta de recuperación y de apilar ganancias a corto plazo conduce a recompensas a largo plazo.
Hoy estaré agradecido por las recompensas inmediatas y a largo plazo de la recuperación. Si soy nuevo en la recuperación, tendré fe en que puedo lograr beneficios a largo plazo. Si ya llevo un tiempo en recuperación, haré una pausa para reflexionar y sentir gratitud por mi progreso general.

Noviembre 14 (Dejemos salir nuestra ira)

PAG-ajoloteneg

Está bien estar enojados, pero no es sano estar resentidos. Haciendo caso omiso a lo que hayamos aprendido cuando niños, sin importar los ejemplos que hayamos tenido, podemos aprender a lidiar con nuestra ira de maneras sanas para nosotros y para los que nos rodean.
Podemos tener nuestros sentimientos de enojo. Podemos ponernos en contacto con ellos, apropiarnos de ellos, sentirlos, expresarlos, liberarlos y acabar con ellos.
Podemos aprender a escuchar lo que nos está diciendo la ira acerca de lo que queremos y necesitamos para poder cuidar de nosotros mismos.
A veces, incluso podemos dar rienda suelta a sentimientos de enojo que no están justificados. Los sentimientos son sólo sentimientos; no hay moralidad en el sentimiento, únicamente en nuestra conducta.
Podemos sentirnos enojados sin lastimar o abusar de los demás ni de nosotros mismos. Podemos aprender a lidiar con la ira de maneras que beneficien nuestras relaciones en vez de que las perjudiquen.
Si no sentimos hoy nuestros sentimientos de enojo, necesitaremos enfrentarlos mañana.
Hoy me dejaré sentir mi enojo. Expresaré mi ira adecuadamente, sin sentimientos de culpa. Luego, habré terminado con ella.