Noviembre 15 (Sustento Vital)

PAG-ajolotegord

Aquellos de nosotros que hemos llegado a utilizar regularmente la oración no podríamos prescindir de ella, así como no rechazaríamos el aire, el alimento, o la luz del sol. Y por la misma razón. Cuando rechazamos el aire, o la luz, o el alimento, el cuerpo sufre. Y cuando nos alejamos de la meditación y la oración, del mismo modo privamos a nuestras mentes, emociones e intuiciones de un apoyo fundamental y necesario.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 104

El Paso Once no tiene que abrumarme. El contacto consciente con Dios puede ser tan
sencillo y tan profundo como el contacto consciente con otro ser humano. Puedo sonreír.
Puedo escuchar. Puedo perdonar. Cada encuentro con otro ser humano es una oportunidad para orar, para reconocer la presencia de Dios dentro de mi ser.
Hoy puedo acercarme un poco más a mi Poder Superior. Cuanto más elija buscar en otra
gente la belleza de las obras de Dios, más seguro estaré de Su presencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s