Noviembre 25 (Una poderosa tradición)

PAG-cacomixtl

En los años anteriores a la publicación del libro Alcohólicos Anónimos, no teníamos nombre. . . Por un escaso margen, se decidió titular nuestro libro “La Salida” . . . Uno de nuestros primeros miembros solitarios . . . descubrió doce libros publicados con ese título . . . Así fue que “Alcohólicos Anónimos” se convirtió en el título de preferencia. Y así fue que conseguimos un título para nuestro libro, un nombre para nuestro movimiento y, como ya estamos comenzando a ver, una tradición de la más alta importancia espiritual.
LA TRADICIÓN DE AA: COMO SE DESARROLLO, p. 35-36

¡Cuántas veces un Poder Superior se ha hecho sentir en momentos cruciales de nuestra
historia! En aquellos primeros días la importancia que el principio de anonimato adquiriría fue, si acaso, vagamente percibida. Parece que el azar contribuyó aun en la selección de un nombre para nuestra Comunidad.

Dios no desconoce el anonimato y frecuentemente aparece en los asuntos humanos
disfrazado de “suerte”, “azar” o “coincidencia”. Si el anonimato, algo fortuitamente, se
convirtió en la base espiritual de nuestras Tradiciones. quizá Dios estaba actuando
anónimamente en nuestro beneficio.

Noviembre 24 (Una búsqueda universal)

PAG-marip

Prepárate para darte cuenta en donde están en lo cierto las personas religiosas. Haz uso de lo que ellos te brindan. ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 82Yo no pretendo tener todas las respuestas en asuntos espirituales, así como no pretendo
tenerlas en cuanto al alcoholismo. Hay otros que también están comprometidos en la
búsqueda espiritual. Si mantengo una mente abierta respecto a lo que otros tienen que
decir, tengo mucho que ganar. Mi sobriedad es grandemente enriquecida y mi práctica del Undécimo Paso es más fructífera cuando hago uso tanto de la literatura y de las prácticas de mi tradición judeocristiana como de los recursos de otras religiones. De esta manera recibo apoyo de muchas fuentes para mantenerme alejado del primer trago.

Noviembre 25 (Toma de conciencia)

DSC_0043

Cuando acabamos de hacernos conscientes de un problema, de una situación o de un sentimiento, podemos reaccionar con ansiedad o con miedo. No hay necesidad de temer a la conciencia. No hay necesidad.
La toma de conciencia es el primer paso hacia el cambio positivo y el crecimiento interior. Es el primer paso hacia la solución del problema, o de la satisfacción de la necesidad, el primer paso hacia el futuro. Así es como nos concentramos en la siguiente lección.
La toma de conciencia es la forma como la vida, el universo y nuestro Poder Superior captan nuestra atención y nos preparan para el cambio. El proceso de ser cambiados empieza con la toma de conciencia. La toma de conciencia, la aceptación y el cambio, ése es el ciclo. Podemos aceptar la incomodidad temporal de la toma de conciencia porque podemos confiar en Dios y en nosotros mismos.
Hoy estaré agradecido por cualquier toma de conciencia que me venga.
Desplegaré gratitud, paz y dignidad cuando la vida capte mi atención. Recordaré que está bien aceptar la incomodidad temporal de la toma de conciencia porque puedo confiar en que ésta es mi Poder Superior que me está llevado hacia delante.

Noviembre 24 (Sometimiento)

17

Sometimiento significa decir: “Está bien, Dios. Haré lo que Tú quieras”.
La fe en el Dios de nuestra recuperación significa que confiemos en que, eventualmente, nos gustará hacer eso.
Hoy me someteré a mi Poder Superior. Confiaré en que el plan de Dios para mí será bueno, aunque sea diferente del que yo esperaba o del que tenía esperanzas.