Diciembre 10 (Llevar el mensaje)

PAG-squi

Ahora bien, nos falta considerar el resto del Paso Doce. La maravillosa energía que origina y la acción positiva por medio de la cual se transmite nuestro mensaje al alcohólico que aún sufre, y que finalmente traduce los Doce Pasos en acción permanente sobre todos nuestros asuntos, constituyen el resultado, la magnífica realidad de Alcohólicos anónimos.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 116

Renunciar al mundo alcohólico no es abandonarlo, sino más bien actuar bajo principios que he llegado a amar y valorar y a devolver a otros que aún sufren, la serenidad que yo he llegado a conocer. cuando estoy verdaderamente dedicado a este propósito, importa poco qué ropas lleve o cómo me gane la vida. Mi tarea es llevar el mensaje y guiar por el ejemplo, no por proyecto.

Diciembre 9 (Amor sin precio)

PAG-perr

Cuando se comprende el Paso Doce en su total implicación, realmente habla de la clase de amor al cual no se pude poner precio.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 113

Para empezar a practicar el Paso Doce, yo tenía que trabajar en mi sinceridad, en mi
honestidad y aprender a actuar con humildad. Llevar el mensaje es un don de mí mismo, no importa cuántos años de sobriedad pueda haber acumulado. Mis sueños pueden hacerse realidad. Refuerzo mi sobriedad compartiendo lo que he recibido libremente. Al reflexionar sobre la época en que empezó mi recuperación, ya había una semilla de esperanza de que podría ayudar a otro borracho a liberarse de su fango alcohólico. Mi deseo de ayudar a otro borracho es la clave de mi salud espiritual. Pero nunca olvido que Dios actúa a través mío. Soy solamente su instrumento. Aun si la otra persona no está lista, es un éxito, porque mi esfuerzo a su favor me ha
ayudado a mantenerme sobrio y fortalecerme. La clave está en actuar, en nunca cansarme de trabajar mi Paso Doce. Si hoy puedo reír, no me dejes olvidar aquellos días en que lloraba. Dios me recuerda que puedo sentir compasión.