Diciembre 15 (Hacer cualquier cosa para ayudar)

PAG-reptil1.2

 

 

Ofrécele (al alcohólico) tu amistad y compañerismo. Dile que si quiere ponerse bien, tu harás cualquier cosa para ayudarlo.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 88

Yo recuerdo la atracción que sentía hacia los dos hombres de A.A. que hicieron el Paso
Doce conmigo. Me dijeron que yo podía obtener lo que ellos tenían, sin condiciones, y que lo único que yo tenía que hacer era tomar la decisión de unirme a ellos en el sendero de la recuperación. Cuando yo trato de convencer a un recién llegado para que haga las cosas a mi manera, olvido lo beneficioso que era para mí la generosa amplitud de mente de esos hombres.

Diciembre 15 (Sentimientos)

PAG-reptil1.1

Está bien tener sentimientos y sentirlos, todos ellos.
Aunque llevemos años en recuperación, podemos seguir sintiendo que batallamos con nosotros mismos acerca de este asunto. De todas las prohibiciones con que hemos vivido, ésta es potencialmente la más perjudicial y con la que más tiempo hemos vivido.
Muchos de nosotros hemos necesitado cerrar nuestra parte emocional para sobrevivir ciertas situaciones. Cerramos la parte nuestra que siente coraje, tristeza, miedo, alegría y amor. Podemos haber apagado también nuestros sentimientos sexuales y sensuales. Muchos de nosotros vivimos dentro de sistemas con gente que rehusaba tolerar nuestras emociones. Nos avergonzaban o nos regañaban por expresar sentimientos, generalmente la gente a la que se le había enseñado a reprimir los propios.
Pero los tiempos han cambiado. Ahora está bien reconocer y aceptar nuestras emociones. No necesitamos permitir que nuestras emociones nos controlen; tampoco necesitamos reprimir rígidamente nuestros sentimientos. Nuestro centro emocional es una parte valiosa de nosotros. Está conectada a nuestro bienestar físico, a nuestro pensamiento y a nuestra espiritualidad.
Nuestros sentimientos también están conectados a ese gran don, el instinto. Ellos nos permiten dar y recibir amor.
No somos ni débiles ni deficientes por dar rienda suelta a nuestros sentimientos. Eso significa que nos estamos convirtiendo en personas sansas y completas.
Hoy, me permitiré a mí mismo reconocer y aceptar cualquier sentimiento que pase por mí. Sin vergüenza, me sintonizaré con mi parte emocional.