Febrero 8 (Como convencer al “Sr. Hyde”)

PAG-avecilla-1

Aun entonces, según vamos talando y talando, la paz y la alegría todavía nos eludirán. Este es el punto al que hemos llegado muchos de nosotros veteranos de A.A. Y es un punto literalmente infernal. Cómo conseguir que nuestro inconsciente – de donde surgen todavía muchos de nuestros temores, obsesiones y aspiraciones falsas – esté conforme con lo que realmente creemos, sabemos y queremos. Cómo convencer al “Sr. Hyde”, ese monstruo mudo, feroz y oculto, es nuestra tarea principal. LO MEJOR DE BILL, p. 42-43

La asistencia asidua a las reuniones, el servir y ayudar a otros es la receta que muchos han probado y que les ha resultado eficaz. Cuando me desvío de estos principios, brotan de nuevo mis costumbres del pasado y reaparece mi viejo ser con todos sus temores y
defectos. La meta final de todos los miembros de A.A. es la sobriedad permanente, lograda un día a la vez.

Febrero 7 (Un sendero hacia la Fe)

La verdadera humildad y una mente receptiva nos puede conducir a la fe. Cada una de las reuniones de A.A. es una seguridad adicional de que Dios nos devolverá el sano juicio si logramos relacionarnos adecuadamente con El. DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 35

Como resultado de mi última borrachera acabé en el hospital totalmente destrozado. Fue
entonces cuando pude ver mi pasado flotar ante mis ojos. Me di cuenta de que, a causa de la bebida, había vivido toda pesadilla que me pudiera haber imaginado. Mi propia
obstinación y obsesión de beber me habían llevado a un abismo negro de alucinaciones,
lagunas mentales y desesperación. Finalmente derrotado, pedí a Dios que me ayudara. Su presencia me convenció para que creyera. Se me quitó la obsesión de la bebida y, desde entonces, he sido librado de mi paranoia. Ya no tengo miedo. Ya sé que mi vida es sana y cuerda.