Febrero 7 (Un sendero hacia la Fe)

La verdadera humildad y una mente receptiva nos puede conducir a la fe. Cada una de las reuniones de A.A. es una seguridad adicional de que Dios nos devolverá el sano juicio si logramos relacionarnos adecuadamente con El. DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 35

Como resultado de mi última borrachera acabé en el hospital totalmente destrozado. Fue
entonces cuando pude ver mi pasado flotar ante mis ojos. Me di cuenta de que, a causa de la bebida, había vivido toda pesadilla que me pudiera haber imaginado. Mi propia
obstinación y obsesión de beber me habían llevado a un abismo negro de alucinaciones,
lagunas mentales y desesperación. Finalmente derrotado, pedí a Dios que me ayudara. Su presencia me convenció para que creyera. Se me quitó la obsesión de la bebida y, desde entonces, he sido librado de mi paranoia. Ya no tengo miedo. Ya sé que mi vida es sana y cuerda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s