Febrero 28 (¿Cómo? ¿No hay presidente?)

PAG-Lobobello

Cuando se les dice que nuestra sociedad no tiene presidente con autoridad para dirigirla, ni tesorero que pueda exigir el pago de cuotas . . . nuestros amigos se quedan asombrados y exclaman, “Eso no puede ser así”. DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 139

Cuando por fin llegué a A.A. no podía creer que no había tesorero que pudiera “exigir el
pago de cuotas”. No me podía imaginar una Comunidad que no exigiera contribuciones
económicas a cambio de servicios. Fue la primera – y hasta la fecha la única – experiencia
que tuve de recibir “algo por nada”. Ya que no me sentía abusado o engañado por los A.A., me era posible abordar el programa sin prejuicios y con mente abierta. No querían nada de mí. ¿Qué tenía que perder? Doy gracias a Dios por la sabiduría de los cofundadores que conocían tan bien el desde que tiene el alcohólico a ser manipulado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s