Abril 2 (Formación del carácter)

PAG-PerritoPraderaMexicano5

Las exigencias desmesuradas de atención, protección y amor motivarán en las personas afectadas sentimientos de dominación o de rebelión . . . DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 47

Cuando en el Cuarto Paso descubrí mi necesidad de aprobación, no creí que esto debiera
considerarse un defecto de carácter. Prefería pensar que era una cualidad ventajosa (es
decir, el deseo de agradar a la gente). Pronto se me hizo ver que esta “necesidad” puede ser paralizadora. Hoy todavía me agrada recibir la aprobación de otros, pero no estoy dispuesto a pagar el precio que acostumbraba pagar por obtenerla. No tengo que doblarme como una lombriz para gustarle a otros. Si yo obtengo su aprobación, está muy bien; pero si no, puedo sobrevivir sin ella. Soy responsable de decir lo que yo considero es la verdad, no lo que crea que otros quieren oír.
Igualmente, mi falso orgullo siempre me mantenía demasiado preocupado por mi
reputación. Desde que fui iluminado en el programa de A.A., mi blanco es mejorar mi
carácter.

Abril 1 (Mirar hacia adentro)

PAG-perriton

Sin temor hicimos un minucioso inventario moral de nosotros mismos.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 45

El Paso Cuatro es el esfuerzo vigoroso y cuidadoso para descubrir cuáles eran y cuáles son nuestros defectos. Yo quiero saber exactamente cómo, cuándo y dónde mis deseos
naturales me deformaron. Quiero ver directamente la infelicidad que esto causó a otros y a mí mismo. Al descubrir cuáles son mis deformaciones emocionales, puedo empezar a corregirlos. Sin un esfuerzo voluntario y perseverante para hacer esto, puede haber para mí poca sobriedad o contento.
Necesito tener un conocimiento claro y seguro de mí mismo para resolver emociones
ambivalentes. Tal conocimiento no se logra de la noche a la mañana, y nadie tiene un
conocimiento permanente de sí mismo. Cada uno tiene la capacidad para desarrollarse y
conocerse a sí mismo por medio de un sincero entrenamiento con la realidad. Cuando no
evito los problemas sino que los enfrento directamente, siempre tratando de resolverlos,
cada vez hay menos.

Marzo 31 (Nadie me negó el amor)

PAG-ratitas

Corría el año dos del calendario de A.A. . . . En uno de esos grupos apareció un recién llegado . . . Pronto demostró que el suyo era un caso desesperado, y que sólo ansiaba recuperarse . . . (Dijo él), “siendo así que soy también víctima de una adicción aún más despreciada que el alcoholismo puede ser que ustedes no me quieran en su grupo”. DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 149-150

Acudí a ustedes como una esposa, una madre, una mujer que había abandonado a su esposo, a sus hijos, a su familia. Una borracha, una adicta a las píldoras, una nada. Sin embargo, nadie me negó amor, cariño, un sentimiento de pertenecer. Hoy por la gracia de Dios y el amor de una buena madrina y un grupo base, puedo decir que por medio de ustedes en Alcohólicos Anónimos – yo soy una esposa, una madre, una abuela y una mujer. Sobria. Libre de píldoras. Responsable. Sin el Poder Superior que encontré en la Comunidad, mi vida no tendría sentido. Estoy llena de gratitud por ser miembro de Alcohólicos Anónimos.