Abril 9 (Liberación del “Rey alcohol”

PAG-tortuga4.jpg

No supongamos, ni por un momento, que no nos vemos bajo ninguna restricción. Nuestro antiguo tirano, el Rey Alcohol, está siempre listo para aferrarnos entre sus garras. “Por eso, el ser libre del alcohol es el gran “deber” que tenemos que lograr; si no, nos volvemos locos, o morimos. COMO LO VE BILL, p. 134

Cuando bebía, yo vivía en una prisión espiritual, emocional, y, algunas veces, física. Había construido mi prisión con barrotes de obstinación y de inmoderación de donde no podía escapar. Los ocasionales períodos secos que parecían prometer la libertad, resultaban ser poco más que esperanzas de indulto. El verdadero escape requería la disposición a seguir cualquier acción apropiada que fuera necesaria para abrir el cerrojo. con esa disposición y acción, tanto el cerrojo como los barrotes se abrieron para mí. Una disposición y acción continuas me mantienen libre – en una especie de libertad condicional diaria – que no tiene por qué terminar.

Abril 8 (Una mirada adentro)

PAG-tortuga3

Queremos hallar exactamente cómo, cuándo y dónde se han deformado nuestros deseos naturales. Tratamos de ver honradamente la infelicidad que por esta causa se ha inferido a otras personas y a nosotros mismos. Al descubrir nuestras deformaciones emocionales, podemos movilizarnos hacia su corrección. DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 45-46

Hoy ya no soy esclavo del alcohol, sin embargo, hay muchas maneras en que la esclavitud todavía me amenaza – a mi persona, a mis deseos, incluso a mis sueños. Empero, sin sueños yo no puedo existir; sin sueños no hay nada que me mantenga moviéndome hacia adelante.

Para liberarme debo mirarme por dentro. Tengo que recurrir al poder de Dios para
enfrentarme a la persona que más he temido, mi verdadero yo, la persona que Dios quería que yo fuera. A menos que pueda o hasta que lo haga, siempre seguiré huyendo y nunca seré verdaderamente libre. Diariamente le pido a Dios que me enseñe tal libertad.

Abril 7 (Un ancho arco de gratitud)

PAG-tortuga2.jpg

Y, por mi parte y por la del Dr. Bob, afirmo con toda gratitud que, si no hubiera sido por nuestras esposas, Anne y Lois, ninguno de los dos podríamos haber vivido para ver los comienzos de A.A. COMO LO VE BILL, p. 67

¿Soy capaz de tan generoso tributo y gratitud para con mi esposa, padres y amigos, sin
cuyo apoyo nunca hubiera sobrevivido para llegar a las puertas de A.A.? Yo trabajaré en
esto y trataré de ver el plan que mi Poder Superior me está enseñando y que vincula
nuestras vidas.

Abril 6 (Un proceso para toda la vida)

PAG-tortuga1

Teníamos dificultades en nuestras relaciones interpersonales, no podíamos controlar nuestra naturaleza emocional, éramos presa de la miseria y de la desesperación, no encontrábamos un medio de vida, teníamos la sensación de ser inútiles, estábamos llenos de temores, éramos infelices, parecía que no podíamos serviles para nada a los demás . . . ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 48

Estas palabras me recuerdan que yo tengo más problemas que el alcohol, que el alcohol es solamente un síntoma de una enfermedad más penetrante. Cuando dejé de beber empecé un proceso para toda la vida de recuperación de emociones turbulentas, de relaciones dolorosas y de situaciones inmanejables. Este proceso es demasiado para la mayoría de nosotros sin la ayuda de un Poder Superior y de nuestros amigos en la Comunidad. Cuando empecé a trabajar los Pasos muchos de estos hilos enmarañados se deshicieron, pero poco a poco se fueron reparando los lugares más despedazados de mi vida. Un día a la vez, casi imperceptiblemente me sané. Disminuyeron mis temores como un termostato que se hubiera bajado. Empecé a experimentar momentos de alegría. Mis emociones se hicieron menos volubles. Ahora, de nuevo, soy parte de la familia humana.