Junio 3 (En alas y en una oración)

PAG-mapachote

. . . entonces vemos el Sexto Paso. Hemos insistido en que la buena voluntad es
indispensable. ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 70

Los Pasos Cuatro y Cinco fueron difíciles pero valieron la pena. Ahora estaba atascado en el Paso Seis y, desesperado, tomé el Libro Grande y leí esta parte. Estaba afuera orando por buena voluntad, cuando levanté la mirada y vi una enorme ave ascendiendo hacia el cielo.
La vi de repente entregarse a las poderosas corrientes de aire de la montaña. Arrastrado por el viento, abatiéndose y elevándose, el ave hizo cosa aparentemente imposibles. Fue un ejemplo inspirador de una criatura “dejándose llevar” por un poder superior a ella. Me di cuenta de que si el ave hubiera “tratado de recobrar los controles” y volar con menos confianza, usando sólo su fuerza, habría echado a perder su aparente vuelo libre. Este discernimiento me concedió la disposición de rezar la oración del Séptimo Paso.
No siempre es fácil reconocer la voluntad de Dios. Debo buscar y estar listo par aprovechar las corrientes de aire, y en esto me ayudan la oración y la meditación. Ya que yo, por mí mismo, soy nada, le pido a Dios que me haga conocer Su voluntad y me dé el poder y el valor para cumplirla hoy.

Junio 2 (El sendero hacia arriba)

PAG-mapachititito.jpg

He aquí los pasos que dimos . . .
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 55

Estas son las palabras que introducen los Doce Pasos. En su directa simplicidad, ellas
hacen a un lado todas las consideraciones psicológicas y filosóficas respecto a la virtud de los Pasos. Describen lo que hice: practiqué los Pasos y el resultado fue la sobriedad. Estas palabras no implican que yo debe caminar el sendero trillado por aquellos que fueron antes que yo, sino más bien significan que para mí hay una manera de lograr la sobriedad y que yo debo encontrar esa manera. Es un nuevo sendero, un sendero que me lleva a la luz infinita en la cima de la montaña. Los Pasos me anuncian las pisadas que son seguras y los abismos que tengo que evitar. Me proporcionan las herramientas que necesito durante gran parte del viaje solitario de mi alma. Cuando hablo de este viaje, comparto mi experiencia, fortaleza y esperanza con otros.

Junio 1 (Un nuevo punto de vista)

PAG-perrito-pradera-mexicano-m

Nuestra actitud y nuestro punto de vista sobre la vida cambiarán.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 78

Cuando yo bebía, mi actitud era totalmente egoísta, totalmente centrada en mi persona: mi placer y mi comodidad eran primero. Ahora que estoy sobrio, el egoísmo ha empezado a desvanecerse. Toda mi actitud hacia la vida y hacia otra gente está cambiando. Para mí, la primera “A” en nuestro nombre simboliza la actitud. Mi actitud es cambiada por la segunda “A” en nuestro nombre, que simboliza acción. Practicando los Pasos, asistiendo a reuniones y llevando el mensaje, puedo recuperar mi sano juicio. Acción es la palabra mágica. Con una actitud positiva de ayuda y una acción regular en A.A., puedo mantenerme sobrio y ayudar a otros a alcanzar la sobriedad. Mi actitud ahora es la de estar dispuesto a hacer todo lo necesario para mantenerme sobrio.