Junio 7 (Esperanza a largo plazo)

PAG-jlobo-mexicano.png

Puesto que la mayoría de nosotros nace con una abundancia de deseos naturales, no es de extrañar que frecuentemente dejemos que éstos se excedan de su propósito. cuando nos conducen ciegamente, o exigimos en forma voluntariosa que nos proporcionen más satisfacciones o placeres de los que son posibles o debidos, ese es el punto en el cual nos apartamos del grado de perfección que Dios desea para nosotros aquí en la tierra. Esta es la medida de nuestros defectos de carácter, o, si se quiere, de nuestros pecados.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 68-69

Aquí nace la esperanza a largo plazo y se obtiene la perspectiva de la naturaleza de mi
enfermedad y el camino de mi recuperación. La belleza de A.A. está en saber que mi vida irá mejorando con la ayuda de Dios. El viaje en A.A. se hace más fructífero, el conocimiento se convierte en verdad, los sueños se hacen realidad – y el hoy es para siempre.

Al entrar en la luz de A.A., mi corazón se llena de la presencia de Dios.

Junio 6 (No hacemos mas que tratar)

PAG-lobo-bebiendo-agua

¿Puede El, ahora, quitárnoslas todas – todas sin excepción?
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 70

Al practicar el Paso Seis me ayudó mucho recordar que me estoy esforzando por conseguir un “progreso espiritual”. Algunos de mis defectos de carácter puede que están conmigo por el resto de mi vida, pero la mayoría han sido atenuados o eliminados. Todo lo que el Paso Seis me pide es que tenga buena voluntad para enumerar mis defectos, reconocer que son míos, y estar dispuesto a descartar los que pueda, solamente por hoy. A medida que me desarrollo en el programa, muchos de mis defectos se vuelven más censurables para mí que anteriormente y, por lo tanto, necesito repetir el Paso Seis para que pueda ser más feliz conmigo mismo y mantener mi serenidad.

Junio 5 (¿Completamente listo?

PAG-donde-vive-el-lobo-mexicano

“Este es el Paso que separa a los hombres de los muchachos” . . . la diferencia entre
“muchachos y hombres” es la diferencia entre esforzarse por un objetivo determinado por nosotros mismos, o esforzarse por el objetivo perfecto que es Dios . . . Se sugiere que deberíamos estar enteramente dispuestos a aspirar a la perfección . . . En el momento en que decimos, “¡No, nunca!” nuestras mentes se cierran a la gracia de Dios . . . Este es el punto exacto en el cual abandonamos los objetivos limitados, y nos encaminamos hacia la voluntad que Dios ha dispuesto para nosotros. DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 67-72-73

¿Estoy completamente listo a que Dios me libere de estos defectos de carácter?
¿Reconozco por fin que yo no puedo salvarme por mí mismo? He llegado a creer que no
puedo. Si soy incapaz, si mis mejores intenciones resultan mal, si mis deseos son
motivados por mi egoísmo y si mi conocimiento y voluntad son limitados – entonces estoy
listo a abrazar la voluntad de Dios para mi vida.

Junio 4 (Desprenderse del antiguo yo)

PAG-lobibi

Leyendo cuidadosamente las cinco primeras proposiciones, nos preguntamos si hemos omitido algo, porque estamos construyendo un arco por el que pasaremos para llegar a ser, por fin, hombres libres . . . ¿Estamos ahora dispuestos a dejar que Dios elimine de nosotros todas esas cosas que hamos admitido son inconvenientes? ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 70

El Paso Sexto es el último Paso de “preparación”. A pesar de que ya he usado la oración
extensamente, en los primeros Seis Pasos no he hecho ninguna petición formal a mi Poder superior. He identificado mis problemas, he llegado a creer que hay una solución, he tomado la decisión de buscar esta solución, y he “limpiado mi casa”. Ahora me pregunto: ¿Estoy deseoso de vivir una vida de sobriedad, de cambio, de desprenderme de mi antiguo yo? Debo determinar si estoy verdaderamente listo para cambiar. Reviso lo que he hecho y estoy dispuesto a que Dios me libre de todos mis defectos de carácter; porque en el siguiente Paso le diré a mi Creador que estoy dispuesto y pediré ayuda. “Si todavía me aferro a algo de lo que yo no quiero desprenderme, le pido a Dios que me ayude a tener buena voluntad para hacerlo”. (Alcohólicos Anónimos, p. 70-71).