Junio 15 (Hacer de A.A. tu Poder Superior)

PAG-gansito

“. . . Puedes . . . hacer de A.A. tu ‘poder superior’. En A.A. hay un gran número de personas que han podido resolver sus problemas de alcohol . . .muchos miembros. .. lograron cruzar este obstáculo . . . su fe se ampliaba y profundizaba . . .transformadas de manera inconmensurable, empezaron a creer en un Poder Superior . . . DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 29

Cuando bebía, nadie era mejor que yo, por lo menos a mis propios ojos. No obstante, no
podía sonreírme a mí mismo en el espejo, así es que llegué a A.A. donde, con otros, oí
hablar de un Poder Superior. No podía aceptar el concepto de un Poder Superior porque
creía que Dios era cruel y desamorado. En mi desesperación escogí como mi Poder
Superior una mesa, un árbol y más tarde a mi grupo de A.A. Pasó el tiempo, mejoró mi vida y empecé a pensar en ese Poder Superior. Poco a poco, con paciencia, humildad y un
montón de preguntas, llegué a creer en Dios. Ahora mi relación con mi Poder Superior me da la fortaleza para vivir una vida feliz y sobria.

Junio 14 (Cuando las cosas se ponen duras)

PAG-zorrillito.jpg

Es un designio para vivir que obra cuando las cosas se ponen duras.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 14

Cuando llegué a A.A. me di cuenta de que A.A. funcionaba maravillosamente para ayudarme a mantenerme sobrio. Pero, ¿podría dar resultados con problemas de la vida real que no conciernan a la bebida? Yo tenía mis dudas. Después de haber estado sobrio por más de dos años recibí la respuesta. Perdí mi trabajo, tuve problemas físicos, mi padre – enfermo de diabetes – perdió una pierna y alguien a quien yo amaba me dejó por otro; y todo esto en un plazo de dos semanas. La realidad me golpeó; sin embargo, A.A. estuvo allí para apoyarme, consolarme y fortalecerme. Los principios que había aprendido durante mis primeros días de sobriedad, se convirtieron en la ayuda principal de mi vida porque, no solamente pude sobrellevar mis dificultades, sino que nunca dejé de estar en disposición de ayudar a los recién llegados. A.A. me enseñó a no darme por vencido y a aceptar y entender mi vida como quiera que se desarrolle.

Junio 13 (Vivir nuestras reparaciones)

PAG-tapir-centroamericano

“Años de convivencia con un alcohólico puede volver neuróticos a cualquier esposa o niño. Toda la familia está enferma hasta cierto grado”. ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 113

Para mí es importante reconocer que, como alcohólico, hago daño no sólo a mí mismo, sino también a los que me rodean. Hacer reparaciones a mi familia y las familias de alcohólicos que todavía sufren, será siempre muy importante. Darme cuenta del desastre que yo creé y tratar de reparar la destrucción será un trabajo para toda mi vida. El ejemplo de mi sobriedad puede dar a otros esperanza y fe para que se ayuden a sí mismos.

Junio 12 (Formar auténticas relaciones)

PAG-Caballo-domestico.jpg

Pero el mayor sufrimiento que hemos padecido se ha originado en la deformada relación que hemos tenido con la familia, los amigos y la sociedad en general. Hemos sido especialmente torpes y porfiados con esto. Hemos sido incapaces de reconocer un factor primordial, que es nuestra total insuficiencia para establecer una verdadera comunicación con los demás. DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 55-56

¿Se me pueden aplicar a mí estas palabras? ¿Soy todavía incapaz de tener una auténtica
relación con otro ser humano? ¡Qué terrible desventaja sería para mí llevar esto a mi vida sobria! Meditaré y oraré en mi sobriedad para descubrir cómo puedo ser un amigo y compañero de confianza.