Julio 7 (. . . Y desprenderse de el)

PAG-tortus

. . . primordialmente el miedo de perder algo que ya poseíamos o fallar en conseguir algo que exigíamos. al vivir sobre una base de exigencias insatisfechas, nos manteníamos en un estado de continua perturbación y frustración. Por consiguiente, no tendríamos paz a menos que pudiésemos encontrar los medios de reducir esas exigencias. La diferencia entre una exigencia y una sencilla petición resulta obvia para cualquiera. DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 81

Para mí, la paz es posible solamente cuando renuncio a mis expectaciones. Cuando estoy
atrapado en pensamientos respecto a lo que yo quiero y lo que debo recibir, estoy en un
estado de temor o de anticipación inquieta y esto no conduce a la sobriedad emocional. Yo debo rendirme – una y otra vez – a la realidad de mi dependencia de Dios, porque entonces encuentro la paz, la gratitud y la seguridad espiritual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s