Julio 9 (Soy un instrumento)

PAG-cambiacolor

Humildemente le pedimos que nos liberase de nuestros defectos.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 75

El tema de la humildad es difícil. Humildad no es pensar en mí mismo menos de lo que
debo; humildad es reconocer que yo hago bien ciertas cosas, es aceptar cortésmente un
elogio.
Dios puede hacer por mí sólo lo que puede hacer por medio de mí. La humildad es el
resultado de saber que Dios es el que lo hace, no yo. A la luz de este conocimiento ¿cómo
puedo sentirme orgulloso por mis logros? Yo soy un instrumento y cualquier trabajo que
parezca estar haciendo es hecho por Dios a través de mí. diariamente le pido a Dios que me libre de mis defectos, para que pueda con más libertad ocuparme de mis asuntos de A.A. de “amor y servicio”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s