Julio 21 (Un don inapreciable)

PAG-xolito

Para esta etapa, según toda probabilidad, hemos alcanzado hasta cierto punto la liberación de nuestras desventajas más arrolladoras. Disfrutamos de momentos en los cuales hay algo parecido a la verdadera tranquilidad de espíritu. Para aquellos de nosotros que hasta ahora sólo hemos conocido la excitación, depresión o ansiedad (en otras palabras, todos nosotros), esta paz recién encontrada resulta un don inapreciable. DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 79

Estoy aprendiendo a “desprenderme” y “dejarlo en manos de Dios”, a tener una mente abierta y un corazón dispuesto a recibir la gracia de Dios en todos mis asuntos; de esta manera puedo experimentar la paz y libertad que vienen como resultado de la entrega. Se ha demostrado que un acto de entrega, que se origina en la desesperación y en la derrota, puede convertirse en un continuo acto de fe, y que la fe significa libertad y victoria.

Julio 20 (Liberados de defectos)

pag-lobo-mexicano.jpg

Pero ahora las palabras, “Por mí mismo nada soy, el Padre hace las obras”, empezaron a adquirir un significado brillante y esperanzador. DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 80

Cuando pongo el Séptimo Paso en acción debo recordar exactamente lo que dice. No dice
“Humildemente le pedimos que nos ayudara o que nos diera la fortaleza o el valor para
librarnos de nuestros defectos”. El Paso dice simplemente que Dios me librará de mis defectos. El único trabajo que tengo que hacer es “pedir humildemente”, lo que, para mí,
significa pedir con el conocimiento de que yo por mí mismo soy nada, el Padre dentro de mí “hace las obras”.