Blog

Agosto 22 (Buscar la estabilidad emocional)

Cuando progresamos todavía más, nos dimos cuenta de que la mejor fuente posible de estabilidad emocional es el mismo Dios. Vimos que la dependencia de Su perfecta justicia, perdón y amor era saludable, y funcionaría donde nada más podría hacerlo. Si realmente dependíamos de Dios, no podíamos hacer muy bien el papel de Dios ante nuestros semejantes ni sentiríamos el vivo deseo de depender completamente de la protección y del cuidado humanos.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 123

Toda mi vida dependía de otra gente para mis necesidades y mi seguridad, pero hoy ya no puedo vivir así. Por la gracia de Dios, he admitido mi impotencia ante la gente, lugares y cosas. Era un verdadero “adicto a las personas”; dondequiera que fuera tenía que tener a alguien que me prestara alguna clase de atención. Era una actitud que solamente podía empeorar, porque cuanto más dependía de otros y más atención les exigía, menos recibía.
He dejado de creer que cualquier poder humano pueda quitarme aquel sentimiento de vacío. Aunque sigo siendo un ser humano frágil que tiene que practicar los Pasos de A.A. para anteponer este principio a mi personalidad, sólo un Dios amoroso me puede dar paz y estabilidad emocional.

Agosto 7 (“Un designio para vivir”)

IMG_20161227_155231.jpg

Por nuestra parte, nosotros hemos buscado la misma salida con toda la desesperación del hombre que se está ahogando. Lo que al principio parecía un endeble junquillo ha resultado ser la amante y poderosa mano de Dios. Se nos ha dado una vida nueva o si se prefiere “un designio para vivir” que resulta verdaderamente efectivo. ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 26

Cada día trato de levantar mi corazón y mis manos en gratitud a Dios por enseñarme un “designio para vivir” que realmente funciona por medio de nuestra hermosa Comunidad. Pero, ¿qué es exactamente ese “designio para vivir” que “realmente funciona”? Para mí, es la práctica de los Doce Pasos lo mejor que pueda, la continua conciencia de un Dios que me ama incondicionalmente y la esperanza de que, cada día, hay un propósito para mi ser. Yo soy verdaderamente bendecido en la Comunidad.

Junio 12 (Formar auténticas relaciones)

PAG-Caballo-domestico.jpg

Pero el mayor sufrimiento que hemos padecido se ha originado en la deformada relación que hemos tenido con la familia, los amigos y la sociedad en general. Hemos sido especialmente torpes y porfiados con esto. Hemos sido incapaces de reconocer un factor primordial, que es nuestra total insuficiencia para establecer una verdadera comunicación con los demás. DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 55-56

¿Se me pueden aplicar a mí estas palabras? ¿Soy todavía incapaz de tener una auténtica
relación con otro ser humano? ¡Qué terrible desventaja sería para mí llevar esto a mi vida sobria! Meditaré y oraré en mi sobriedad para descubrir cómo puedo ser un amigo y compañero de confianza.

Mayo 30 (Nuestro objetivo principal)

PAG-coCoyote.png

Mientras más se aferre A.A. a su objetivo primordial, mayor será la influencia bienhechora en todas partes. A.A. LLEGA A SU MAYORÍA DE EDAD, p. 106

Reflexiono con gratitud sobre los primeros años de nuestra Comunidad y aquellos sabios y cariñosos “pioneros” que proclamaron la necesidad de no desviarnos de nuestro objetivo primordial, el de llevar el mensaje al alcohólico que aún sufre.
Deseo mostrar mi respeto a aquellos que trabajan en el campo del alcoholismo, teniendo
siempre en cuenta que A.A. no apoya causas ajenas. Debo recordar que A.A. no tiene el
monopolio de hacer los milagros, y sigo sintiéndome humildemente agradecido al Dios
bondadoso que hizo que A.A. fuera posible.

Agosto 23 (Llevar el mensaje al hogar)


¿Podremos llevar a nuestra vida familiar, a veces tan perturbada, el mismo espíritu de amor y tolerancia que llevamos a nuestro grupo de A.A.? DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 118

Los miembros de mi familia sufren los efectos de mi enfermedad. Amarlos y aceptarlos como ellos son – tal como amo y acepto a los miembros de A.A. – hace retornar el amor, la tolerancia y la armonía a mi vida. Ser cortés y respetar las fronteras personales son prácticas necesarias en todos los aspectos de mi vida.

Agosto 21 (Solamente tratamos)

PAG-insec40

Mi estabilidad me llegó al tratar de dar, no de exigir que se me diera . . .
LO MEJOR DE BILL, p. 43

Mientras que yo trate, con alma y corazón, de pasar a otros lo que a mí se me pasó, y no exija nada a cambio, la vida me es buena. Antes de entrar al programa de Alcohólicos Anónimos nunca fui capaz de dar sin exigir algo a cambio. Muy poco sabía yo que, una vez que empezara a dar libremente de mí mismo, comenzaría a recibir, sin nunca esperar o exigir nada. Lo que recibo hoy es el don de la “estabilidad”, como le pasó a Bill: estabilidad en mi programa A.A. y estabilidad dentro de mí mismo; pero sobre todo, estabilidad en mi relación con mi Poder Superior, a quien yo he elegido llamar Dios.

Agosto 20 (Hacia la libertad emocional)

PAG-chinicuil

Puesto que nuestras relaciones defectuosas con otros seres humanos han sido casi siempre la causa inmediata de nuestros infortunios, incluyendo nuestro alcoholismo, ningún campo de investigación podría producir más satisfacción y recompensas más valiosas que éste. DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 86

La buena voluntad es algo peculiar para mí porque, con el tiempo, parece venir primero con conciencia, pero después con un sentimiento de incomodidad que me hace querer ponerme en acción. Mientras yo pensaba en dar el Octavo Paso, mi disposición a hacer reparaciones me llegó como un deseo de perdonar a otros y a mí mismo. Sentí el perdón hacia otros después de darme cuenta de mi parte en las dificultades de mis relaciones. Quería sentir la paz y la serenidad descritas en las Promesas. Por la práctica de los siete primero Pasos, me di cuenta de a quiénes había causado daño y de que yo había sido mi peor enemigo. Para restaurar mis relaciones con mis semejantes, sabía que tendría que cambiar. Quería aprender a vivir en armonía conmigo mismo y con otros para que así pudiera también vivir en libertad emocional. El principio del fin de mi aislamiento de mis compañeros y de Dios me llegó cuando escribí la lista de mi Octavo Paso.

Agosto 19 (Un marco de referencia)

cockroach

Refiriéndome una vez más a nuestra lista (inventario), quitando de nuestras mentes los errores que los demás habían cometido, buscamos resueltamente nuestras propias faltas. ¿Cuándo habíamos sido egoístas, faltos de honradez y habíamos tenido miedo? ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 63

Hay una maravillosa libertad al no necesitar una constante aprobación de colegas en el trabajo o de la gente que quiero. Me hubiera gustado saber de este Paso antes, porque una vez que establecí un marco de referencia, me sentí capaz de hacer la siguiente cosa correcta, sabiendo que la acción correspondía a la situación y que esta era la cosa apropiada que había que hacer.

 

Agosto 18 (Mejorarse)

PAG-insec31

Muy profundos, a veces completamente olvidados, persisten conflictos emocionales por debajo del nivel de la conciencia. DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 85

Solamente por acción positiva puedo eliminar los vestigios de culpabilidad y vergüenza causados por el alcohol. En todas mis desventuras de mis días de bebedor, mis amigos me decían, “¿por qué estás haciendo esto? Solamente te estás haciendo daño a ti mismo”. Muy poco sabía yo qué ciertas eran estas palabras. Aunque yo había causado daños a otros, algo de mi comportamiento me había causado graves heridas en el alma. El Paso Ocho me ofrece una manera de perdonarme a mí mismo. Yo alivio muchos de mis daños ocultos cuando hago una lista de aquellos a quienes he herido. al hacer reparaciones, me libero de cargas, contribuyendo así a mi mejoramiento.

Agosto 17 (Corregir el daño)

PAG-insec30

En muchos casos descubrimos que aunque el daño hecho a otros no ha sido grande, el daño emocional que nos hemos hecho a nosotros mismos sí lo ha sido.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 85

¿Has pensado alguna vez que el daño que hiciste a un asociado de negocios, o quizá a un miembro de tu familia era tan pequeño que no merecía pedir disculpas porque ellos, de todos modos, probablemente ni se acordarían? Si esa persona y el daño causado sigue viniendo a la mente una y otra vez, causando una inquietud o quizá un sentimiento de culpa, entonces yo pongo el nombre de esa persona a la cabeza de mi “lista de reparaciones” y me dispongo a presentar una sincera explicación, sabiendo que una vez cumplida esta importante parte de mi recuperación, me sentiré calmado y descansado.

 

Agosto 16 (“Yo había desaparecido”)

PAG-insecto24

Podríamos enseguida preguntarnos a nosotros mismos lo que queremos significar cuando decimos que les hemos hecho “daño” a otras personas. ¿Qué clase de “daño” se hacen las personas unas a otras? Para definir la palabra “daño” en una forma práctica, podríamos llamarla el resultado de instintos en conflicto, que causan a la gente un perjuicio físico, mental, emocional o espiritual. DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 86

En las reuniones de Octavo Paso, yo siempre pensaba, “realmente no he hecho daño a mucha gente sino principalmente a mí mismo”. Pero cuando escribí mi lista, no era tan corta como esperaba. Era que tú me gustabas, que no me gustabas o que necesitaba algo de ti – así de simple. La gente no había hecho lo que yo quería y mis relaciones íntimas estaban fuera de control debido a las exigencias irrazonables de mi pareja. ¿Eran estos pecados de omisión? Debido a mi forma de beber, yo “había desaparecido” – nunca envié tarjetas, nunca devolví llamadas, nunca me hice presente para otra gente ni tomé parte en sus vidas. Qué gracia ha sido echar una mirada a estas relaciones, hacer mis inventarios en quietud, sólo con el Dios de mi entendimiento y seguir adelante a diario, dispuesto a ser honesto y recto en mis relaciones.

Agosto 15 ¿No hicimos daño nadie?

PAG-insecto23

Algunos de nosotros, sin embargo, tropezamos con un obstáculo muy diferente. Nos aferrábamos a la pretensión de que cuando bebíamos no le habíamos hecho daño a nadie sino a nosotros mismos. DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 85

Este Paso parecía tan sencillo. Yo identificaba a alguna gente a quienes había hecho daño, pero ellos ya no estaban a mi alcance. No obstante, me sentía incómodo con este Paso y evitaba las conversaciones que tenían que ver con él. Más tarde aprendí a investigar aquellos Pasos y áreas de mi vida que me hacían sentir incómodo. Mi búsqueda puso de manifiesto a mis padres, quienes habían sido profundamente heridos por mi aislamiento de ellos; mi patrón, quien se preocupaba por mis ausencias, por mis pérdidas de memoria, por mi temperamento; y los amigos a quienes había vuelto la realidad del daño que había hecho, el Paso Ocho cobró un nuevo significado. Ya no estoy incómodo y me siento limpio y liviano.

Agosto 14 (Reparar el daño)

PAG-insecto22

Tratamos de barrer los escombros acumulados como resultado de nuestro empeño en vivir obstinados y manejarlo todo a nuestro capricho. Si aún no tenemos la voluntad de hacerlo, la pedimos hasta que nos llegue. Recordemos que al principio estuvimos de acuerdo en que haríamos todo lo que fuese necesario para sobreponernos al alcohol. ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 71

Hacer una lista de las personas a quienes había perjudicado no fue una cosa difícil de hacer. Ya habían aparecido en mi inventario del Cuarto Paso: gente contra quienes yo tenía resentimientos, reales o imaginarios, y a quienes yo había herido con actos vengativos. Para que mi recuperación fuera completa, yo no creía que fuera importante que aquellos que me habían ofendido legítimamente tuvieran que hacerme reparaciones. Lo que es importante en mi relación con Dios es que me ponga frente a El sabiendo que yo he hecho todo lo posible para reparar los daños que he causado.