Diciembre 22 (Principios, no personalidades)

PAG-reptil27

Al reflexionar sobre ello, la manera en que algunas veces los “dignos” alcohólicos han tratado de juzgar a los “menos dignos” es más bien cómica. Imagínate, si puedes, ¡un alcohólico juzgando a otro!* EL LENGUAJE DEL CORAZÓN, p. 37

¿Quién soy yo para juzgar a nadie? Cuando entré en la Comunidad, descubrí que todos me gustaban. Después de todo, A.A. me iba a ayudar a vivir una vida mejor sin alcohol. La realidad era que a mí no me podrían gustar todos y tampoco yo a ellos. A medida que me he desarrollado en la Comunidad, he aprendido a amar a todos solamente por haber escuchado lo que ellos tenían que decir. Esa persona allá, o ésta aquí, puede ser la que Dios ha elegido para darme el mensaje que necesito hoy. Siempre debo recordar anteponer los principios a las personalidades.

Diciembre 21 (Escucha, comparte y ora)

PAG-reptil26

Cuando estés tratando de ayudar a un individuo y a su familia, debes cuidarte de no participar en sus disputas. Si lo haces, puedes perder la oportunidad de ayudar. ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 93

Varias veces al tratar de ayudar a un compañero alcohólico, yo he cedido al impulso de dar consejo, quizá esto sea inevitable. Pero conceder a otros el derecho a estar equivocados, produce sus propios beneficios. Lo mejor que puedo hacer – y ponerlo en práctica parece más fácil de lo que es – es escuchar, compartir experiencia personal y orar por otros.

Diciembre 20 (Las recompensas de dar)

PAG-reptil25

Esta es en verdad la clase de dádiva que no exige nada. No espera que su hermano que sufre le pague, o siquiera que lo ame. Y entonces descubre que por la divina paradoja de esta dádiva ha encontrado su propia recompensa, ya sea que su hermano haya o no recibido algo todavía.

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 116

Por medio de la experiencia en el trabajo de Paso Doce, llegué a entender las recompensas de dar sin exigir nada a cambio. Al principio yo esperaba la recuperación de otras, pero muy pronto me di cuenta de que esto no sucedía. Una vez que adquirí la humildad para aceptar el hecho de que no todas las visitas de Paso Doce iban a ser un éxito, entonces estaba abierto a recibir las recompensas de dar generosamente.

Diciembre 19 (Comprender la enfermedad)

PAG-reptil13

Cuando se trata con un alcohólico puede causarle una molestia natural el pensar que un hombre puede ser tan débil, estúpido e irresponsable. Aun cuando usted comprenda mejor el mal, puede que este sentimiento aumente.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 129

Por haber sufrido del alcoholismo, yo debería comprender la enfermedad, pero algunas
veces siento molestia y aun desprecio hacia una persona que no pueda lograrlo en A.A.
Cuando me siento así, estoy satisfaciendo un falso sentimiento de superioridad y tengo que recordar que, si no fuera por la gracia de Dios, ése podría ser yo mismo.

Diciembre 18 (Honestidad con los recién llegados)

PAG-reptil12

Dile exactamente qué fue lo que sucedió. Haz hincapié sin reserva en el aspecto espiritual. ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 86

Lo maravilloso de A.A. es que sólo cuento lo que me sucedió a mí. No pierdo el tiempo
ofreciendo consejo a posibles principiantes, porque si el consejo diera buenos resultados,
nadie llegaría a A.A. Todo lo que tengo que hacer es mostrar lo que me ha traído la
sobriedad y lo que ha cambiado mi vida. Si dejo de hacer hincapié en el aspecto espiritual del programa de A.A., soy deshonesto. No se le debe causar al recién llegado una falsa impresión de la sobriedad. Yo estoy sobrio solamente por la gracia de mi Poder Superior, y esto hace posible que yo comparta con otros.

Diciembre 17 (Una recompensa inapreciable)

PAG-reptil11

. . . trabajo intensivo con otros alcohólicos . . . Funciona cuando fallan otras actividades. ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS. p. 83

“La vida tendrá un nuevo significado”, como dice el Libro Grande (p. 83). Esta promesa me ha ayudado a evitar el egoísmo y la autoconmiseración. Ver a otros desarrollarse en este maravilloso programa y verlos mejorar la calidad de sus vidas es una recompensa
inapreciable por mi esfuerzo para ayudar a otros. El autoexamen es otra recompensa más para la recuperación continua, así como lo son la serenidad, la paz y el contentamiento. La energía derivada de ver a otros en el sendero del éxito, de compartir con ellos la alegría del viaje, da un nuevo sentido a mi vida.

Diciembre 16 (Compañeros de recuperación)

PAG-reptil10

. . . no hay nada que asegure tanto la inmunidad a la bebida como el trabajo intensivo con otros alcohólicos . . . Tanto tú como el principiante tienen que ir día por día por el camino del progreso espiritual . . . Sigue los mandatos de un Poder Superior y pronto vivirás en un mundo maravilloso, no importa cuál sea tu situación actual.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 83-93

Hacer las cosas debidas por los debidos motivos – esta es mi manera de controlar mi
egoísmo y mi egocentrismo. me doy cuenta de que mi dependencia de un Poder superior
abre el camino de la tranquilidad de espíritu, de la felicidad y de la sobriedad. Yo rezo cada día para evitar mis acciones previas y así poder ayudar a otros.

Diciembre 15 (Hacer cualquier cosa para ayudar)

PAG-reptil1.2

 

 

Ofrécele (al alcohólico) tu amistad y compañerismo. Dile que si quiere ponerse bien, tu harás cualquier cosa para ayudarlo.
ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 88

Yo recuerdo la atracción que sentía hacia los dos hombres de A.A. que hicieron el Paso
Doce conmigo. Me dijeron que yo podía obtener lo que ellos tenían, sin condiciones, y que lo único que yo tenía que hacer era tomar la decisión de unirme a ellos en el sendero de la recuperación. Cuando yo trato de convencer a un recién llegado para que haga las cosas a mi manera, olvido lo beneficioso que era para mí la generosa amplitud de mente de esos hombres.

Diciembre 14 (Llegar al alcoholismo)

PAG-reptilm4

Nunca le hables a un alcohólico desde una cumbre moral o espiritual; sencillamente muéstrale el equipo de instrumentos espirituales para que él los inspeccione. Demuéstrale cómo funcionaron para ti.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 88

¿Tengo yo la tendencia a mirar al recién llegado que acabo de conocer desde mi percibida perspectiva de éxito en A.A.? ¿Lo comparo a él con los numerosos conocidos que tengo en la Comunidad? ¿Le enseño en un tono magistral la voz de A.A.? ¿Cuál es mi verdadera actitud hacia él? Yo tengo que examinarme a mí mismo siempre que encuentre un recién llegado para asegurarme de que estoy llevando el mensaje con sencillez, con humildad y con generosidad. Aquel que todavía sufre de la terrible enfermedad del alcoholismo tiene que encontrar en mí a un amigo que le permita conocer la manera de A.A., porque yo tuve un amigo así cuando llegué. Hoy me toca a mí extender mi mano con amor a mi hermana o hermano alcohólico y enseñarle el camino a la felicidad.

Diciembre 13 (Pensar en otros)

PAG-reptilm3
Nuestras mismas vidas, como ex bebedores problemas que somos, dependen de nuestra constante preocupación por otros, y de la manera en que podamos satisfacer sus necesidades. ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 18

Nunca me ha resultado fácil pensar en otros. Aun cuando trato de practicar el programa de A.A., siempre soy propenso a pensar, “¿Cómo me encuentro hoy? ¿Me siento feliz, alegre y libre?”. El programa me dice que mis pensamientos tiene que dirigirse a aquellos alrededor mío: “¿Le gustaría a este principiante tener alguien con quien hablar?” “A esa persona la veo un poco triste hoy, quizá podría levantarle el ánimo”. Solamente cuando olvido mis problemas y me esfuerzo por aportar algo a otros, puedo empezar a alcanzar la serenidad, el conocimiento consciente de Dios que busco.